Reflexión del Mensaje de la Santísima Virgen
María Reina de la Paz

Por el Rev. Padre Jacinto Ladino
(Director Centro María Reina de la Paz - Cúcuta - Colombia)

Septiembre 2008

"Queridos hijos: Que su vida sea nuevamente una decisión por la paz.(1) Sean portadores alegres de la paz (2) y no olviden que viven en un tiempo de gracia (3), en el que Dios, a través de mi presencia, les concede grandes gracias (4). No se cierren (5), hijitos, más bien aprovechen este tiempo y busquen el don de la paz y del amor para su vida, a fin de que se conviertan en testigos para los demás (6). Los bendigo con mi bendición maternal. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!"

(1) Por la Paz: Gen. 26, 28; Psa 34:1
(2) Portadores alegres de paz Salm. 34, 14; Mat. 5, 9; Marc. 9, 50; Luc. 10, 5; Rom. 12, 18; 14, 19; II Cor. 13, 11; Efs. 3
(3) Tiempo de gracia: Luc. 4, 19; Hech. 7, 46; 20, 24; Rom. 6, 14-15; I Cor. 3, 10; 15, 10
(4) Grandes gracias: Luc. 1, 49
(5) No se cierren: Mat. 21, 31-32; Apoc. 3, 20
(6) Testigos para los demás: Mat. 5; 16

 
 

Ama hoy, mañana puede ser muy tarde

¿Ayer?... ¡Eso hace tiempo!...
¿Mañana?... ¿Viviremos aún...?
Mañana puede ser muy tarde...para decir que amas, para decir que perdonas, para decir que disculpas, para decir que quieres intentar nuevamente...
Mañana puede ser muy tarde...para pedir perdón, para decir: ¡discúlpame, el error fue mío...!
Tu amor, mañana, puede ser inútil; tu perdón, mañana, puede que ya no sea necesario; tu regreso, mañana, puede que no sea esperado; tu carta, mañana, puede no ser leída; tu abrazo, mañana, puede no encontrar otros brazos...
Porque mañana puede ser muy, muy tarde ! Muy tarde!!!
No dejes para mañana para decir: ¡Te amo! ¡Te extraño!, ¡Perdóname!, ¡Discúlpame! ¡Esta flor es para ti!, ¡Te encuentras muy bien!
No dejes para mañana tu sonrisa, tu abrazo, tu cariño, tu trabajo, tu sueño, tu ayuda...tu perdón...
No dejes para mañana para preguntar: ¿Puedo ayudarte? ¿Por qué estás triste? ¿Qué te pasa? ¡Oye!...ven aquí, vamos a conversar. ¿Dónde está tu sonrisa? ¿Aún me das la oportunidad? ¿Por qué no empezamos nuevamente? Estoy contigo. ¿Sabes que puedes contar conmigo?
¡Intenta una vez más! ¡Solamente el "hoy" es definitivo! ¡Mañana puede ser tarde...muy tarde!

Busca a Cristo hoy. ¡Mañana pueda ser muy tarde!

 
 
Imprimir esta pagina