Reflexión del Mensaje de la Santísima Virgen
María Reina de la Paz

Por el Rev. Padre Jacinto Ladino
(Director Centro María Reina de la Paz - Cúcuta - Colombia)

Julio 2006

“¡Queridos hijos! En este tiempo no piensen sólo en el reposo de su cuerpo (1) sino, hijitos, busquen también tiempo para el alma (2). Que el Espíritu Santo (3) les hable en el silencio,(4) y permítanle que los convierta y los cambie (5). Yo estoy con ustedes e intercedo ante Dios por cada uno de ustedes. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!”

(1) Reposo de su cuerpo: Exodo 34, 21; Mrc. 6, 31;
(2) Tiempo para el alma: Mat. 26, 36; Marc. 1, 35; Luc. 6, 16; 9, 18; Juan 8, 29;
(3) Esp.Santo: Mat.10, 20; Luc.12, 12; Juan 15, 26; Juan 16, 8, 13; Luc.12, 11-12:
(4) Hable en silencio: Mat.6, 6; I Cor. 14, 28; Job 33, 33;
(5) Convierta y cambie: 2 Cor. 5, 20.

A propósito de las lágrimas de la Santísima Virgen de Medjugorje en la parroquia de Civitavechia, Italia, veamos lo que los Papas Pío XII y Juan Pablo II nos han dicho acerca del milagro de Siracusa ,Cicilia:

S.S. Juan Pablo II ora:

“Oh, Madre de los hombres y de los pueblos, tú que conoces todos sus sufrimientos y esperanzas, tú que sientes maternalmente todas las luchas entre el bien y el mal, entre la luz y las tinieblas que invaden el mundo contemporáneo, acoge nuestro grito que, como movidos por el Espíritu Santo, elevamos directamente a tu corazón y abraza, con el amor de la Madre y de la Sierva, este nuestro mundo humano, que ponemos bajo tu confianza y te consagramos, llenos de inquietud por la suerte terrena y eterna de los hombres y de los pueblos. Te pedimos, Madre de Cristo, que seas nuestra Guía al Corazón de tu Hijo. Tú, que dijiste libremente sí a Dios y te convertiste en la madre virgen de su único Hijo, permanece siempre al lado de tus hijos”. S.S.Juan P.II

 
 
Imprimir esta pagina