Reflexión del Mensaje de la Santísima Virgen
María Reina de la Paz

Por el Fr. Danko Perutina

Marzo 2009

DESPIERTEN SUS ALMAS CON ORACIÓN

"¡Queridos hijos! En este tiempo de primavera, cuando todo se despierta del sueño invernal, despierten también ustedes sus almas con la oración para que estén dispuestos a recibir la luz de Jesús resucitado. Que El, hijitos, los acerque a su Corazón para que puedan estar abiertos a la vida eterna. Oro por ustedes e intercedo ante el Altísimo por vuestra sincera conversión. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!"

 
 

Fr. Danko Perutina

Si observamos a nuestro alrededor, vemos que la naturaleza, lentamente, despierta anunciando la primavera. En su mensaje del 25 de marzo del 2009, en la Festividad de la Anunciación, Nuestra Señora nos llamó a despertar nuestras almas con oración, de manera que puedan estar listas para recibir la luz del Jesús Resucitado. Cuando Nuestra Señora nos llama a la oración, lo primero que nos viene a la mente es rezar para la conversión de los pecadores, por el mundo, y por lo mundano. Solamente algunas personas se dan cuenta que la llamada a la oración se refiere sobre todo a nosotros mismos. Las palabras de Nuestra Señora están siempre colmadas de amor y una vez más en su último mensaje ella nos dice: despierten sus almas con la oración. Estas palabras son una llamada para cambiar nuestra actitud hacia la oración que hemos tenido hasta ahora. Hemos sido llamados para orar sobre todo para nuestra propia conversión, y solamente después para la conversión de otros. Somos nosotros que tenemos la necesidad de cambiar primero. No hasta entonces nuestros compañeros y el mundo comenzarán a cambiar. Cuando despertemos de ésta manera, será más fácil para nosotros abrirnos a Dios y recibir así la luz del Cristo Resucitado.

El corazón traspasado de Jesús es la total entrega del amor de Dios hacia el hombre. En todas las culturas, el corazón, aparte de ser un órgano de nuestro cuerpo, es también un símbolo del amor. Éso es porque Nuestra Señora nos dice: " Que Jesús los acerque a su corazón, para que ustedes lleguen a abrirse a la vida eterna." Jesús amó a su gente tanto, que Él no escatimó su vida. Él se humillo y se dio del todo para demostrarnos su amor. Sin embargo, en esa época, Jesús no fue aceptado. Tampoco lo es aceptado hoy. Él está siendo insultado, herido, maltratado con la lengua, maldecido, difamado, odiado. Es por eso que con éste mensaje Nuestra Señora nos llama a estar más cerca del corazón de Jesús, no solamente nosotros los católicos, pero el mundo entero, de manera que estemos abiertos a la vida eterna. ¿Se perderá una vez más esta llamada en lo árido y lo perdido de éste mundo? ¿Fallaremos a escuchar otra llamada de la Reina de la Paz de Medugorje?

Es un deber de todo el que ha experimentado el amor de Dios y el amor de Nuestra Señora para atestiguar y para demostrar no sólo a Europa, sino al mundo entero el amor del que fue crucificado, del que murió en la cruz, del amor resucitado y vivo hoy. Cada nuevo día es una oportunidad para que seamos testigos de este amor. Nuestra gran abogada, mediadora e intercesora Virgen Maria - Nuestra Señora ruega por nosotros.

Marco Danko Perutina
Medugorje 26/03/2009

 
 
Imprimir esta pagina