El Cardenal Joseph Ratzinger y Medjugorje

Milan Vukovic, Doctor en Leyes y Juez de la Corte Constitucional de la República de Croacia declara: “Siendo Cardenal, Joseph Ratzinger jamás pronunció una palabra poco amigable u hostil, prohibiendo o contradiciendo las apariciones de Medjugorje.” (Vjesnik, Miércoles 27 de Abril de 2005)

Como Cardenal Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Joseph Ratzinger jamás pronunció en ningún lugar una palabra hostil o poco amigale, prohibiendo o contradiciendo las apariciones de Medjugorje, un fenómeno que ha unido al mundo entero, ¡porque Medjugorje es una intervención divina y no humana!

“Como abogado defendí al Padre Jozo Zovko quien fue acusado en 1981, en Mostar por haber participado en la construcción de este fenómeno. Yo he publicado dos libros con mis observaciones acerca de la imbécil acusación  y sus resultados: "Čl. 133 KZ SFRJ nad Međugorjem" (1990) y "Obdareni milošću - Dvadeset godina poslije procesa fra Jozi Zovku" (2000).

Yo describo la afirmación del Cardenal Ratzinger en contexto con las palabras del Presidente Tudjman (publicadas en el Boletín de Prensa no. 61), quien durante su visita a Medjugorje respondió a los periodistas: “De nuevo, repito que, con ocasión de mi última conversación con él, el Papa Juan Pablo II dijo que con motivo de su visita a Bosnia-Hercegovina, a él le gustaría visitar también Medjugorje.”

Este testimonio del Presidente Tudjman me da pie para citar la afirmación del Cardenal Ratzinger de que “En base a las investigaciones, hasta ahora no puede afirmarse que estemos tratando con apariciones y revelaciones sobrenaturales. En aquellos lugares que aun están bajo investigación, las peregrinaciones oficiales no están permitidas.” Lo que no significa que esto pueda cambiar en el futuro.

Ésta es la práctica usual de la Iglesia en casos similares. El deseo del Santo Padre de Visitar Medjugorje, según el testimonio del Presidente Tudjman, indica la conclusión que Medjugorje, bajo la perspectiva del nuevo orden mundial del Papa anterior –la civilización del amor– ocupaba un lugar importante.

En la revista mensual “Nasa ognjista” XXI (1991), No. 10, el fallecido Padre Slavko Barbaric habla de su encuentro con el Cardenal Ratzinger en Linz, durante una reunión de más de 300 sacerdotes que discutieron sus experiencias en relación a las confesiones en Medjugorje. Él sostuvo una larga conversación sobre Medjugorje con el Cardenal Ratzinger. El Padre Slavko, con un gran sentido de responsabilidad, afirma que el Cardenal Ratzinger le dijo: “La Iglesia no quiere reprimir algo que está dando buenos frutos espirituales”. En lo que concierne a las apariciones, subrayó que “en el presente él no puede decir ni sí ni no. La Comisión de la Coonferencia Episcopal continuará su trabajo.”

El Cardenal Ratzinger también habló de manera inspirada sobre Medjugorje en 1991. En la primera plana de Neue Bildpost del 8 de Septiembre de 1991, él anunció que pronto habría una solución al caso de Medjugorje y prometió que, en todo caso, él se esforzaría para declarar a Medjugorje como “lugar de peregrinación y oración.”

“Caminemos en la verdad”, solía decir el fallecido Cardenal Kuharic, “porque es mucho mejor escribir la verdad que inventarla.”

 
 
Imprimir esta pagina