Aparición a Mirjana Dragicevic

Mirjana

Mensaje de la Virgen María Reina de la Paz del 2 de diciembre de 2009 a través de Mirjana, Bosnia Herzegovina

 “Queridos hijos, en este tiempo de preparación y de gozosa espera, Yo como Madre deseo mostrarles lo que es más importante: su alma. ¿Puede nacer en ella Mi Hijo? ¿El amor, la ha purificado de la mentira, de la soberbia, del odio y de la maldad? ¿Ama su alma, sobre todas las cosas, a Dios como Padre y al prójimo en Cristo? Yo les muestro el camino que elevará el alma de ustedes a la unión plena con Mi Hijo. Deseo que Mi Hijo nazca en ustedes. ¡Qué alegría para mí, la Madre! ¡Les agradezco!

Noviembre 2, 2009 -nuevo!-

"Queridos hijos: También hoy estoy en medio de ustedes para enseñarles el camino que los ayudará a reconocer el amor de Dios, que ha permitido que lo llamen y lo escuchen “Padre”. Les pido que miren sinceramente en sus corazones y que vean cuánto lo aman. ¿Él es el último en ser amado? Cuántas veces, rodeados de bienes, lo han traicionado, renegado, olvidado. Hijos míos, no se engañen con los bienes terrenos. Piensen más en el alma, porque ella es más importante que el cuerpo; purifíquenla. Invoquen al Padre, Él los espera, retornen a Él. Yo estoy con ustedes porque Él, en su gracia, me envía. ¡Les agradezco!"

Octubre 2, 2009

"¡Queridos hijos! Mientras los miro, mi corazón se encoge por el dolor. ¿A dónde van, hijos míos? ¿Están tan inmersos en el pecado que no saben cómo detenerse? Se justifican con el pecado, y viven según él. Arrodíllense bajo la Cruz y miren a mi Hijo. El ha vencido el pecado y ha muerto, para que ustedes, hijos míos, puedan vivir. Permítanme que los ayude a que no mueran, sino a que vivan con mi Hijo para siempre. ¡Gracias! "

Septiembre 2, 2009

"Queridos hijos: Hoy con mi Corazón maternal los invito a que aprendan a perdonar total e incondicionalmente. Padecen injusticias, traiciones y persecuciones, pero por medio de ellas están más cerca y más queridos de Dios. Hijos míos, oren por el don del amor, sólo el amor perdona todo, como perdona Mi Hijo; síganlo a Él. Yo estoy en medio de ustedes y oro para que cuando estén delante del Padre de ustedes, puedan decir: aquí estoy, Padre, he seguido a Tu Hijo, he tenido amor y he perdonado de corazón porque he creído en tu juicio; he confiado en Ti. ¡Les agradezco!"

Agosto 2, 2009

"Queridos hijos: vengo a indicarles, con amor materno, el camino que deben emprender para que se asemejen lo mas posible a Mi Hijo y, de esta manera, puedan estar mas cerca de Dios y serle mas grato. No rechacen mi amor. No renuncien a la salvación y a la vida eterna por lo que es pasajero y trivial en esta vida. Estoy entre ustedes para guiarlos y como Madre los estoy amonestando. ¡Vengan conmigo!"

Reflexión

Julio 2, 2009

"¡Queridos hijos!: Yo los invito porque los necesito. Necesito corazones dispuestos al amor inconmensurable. Corazones que no estén apesadumbrados con lo vano. Corazones que estén dispuestos a amar como ha amado mi Hijo, que estén dispuestos a sacrificarse como se ha sacrificado mi Hijo. ¡Los necesito! Para venir conmigo, perdónense ustedes mismos, perdonen a los demás y póstrense ante mi Hijo. Adoren por los que no lo han conocido, que no lo aman. Por eso los necesito, por eso los llamo. ¡Les doy las gracias!"

Reflexión

Junio 2, 2009

“Queridos hijos, mi amor busca, el amor total e incondicional de ustedes que no los dejará idénticos sino que los cambiará y les enseñará la confianza en Mi Hijo. Hijos míos, con mi amor yo los salvo y los hago verdaderos testimonios de la bondad de Mi Hijo. Por lo tanto, hijos  míos, no tengan miedo de testimoniar el amor del Nombre de Mi Hijo. ¡Les agradezco!”

Mientras la Virgen se marchaba Mirjana vio una cruz y al centro de la cruz un corazón con una corona de espinas alrededor de Él. La Virgen no estaba triste.

Reflexión

Mayo 2, 2009

"Queridos hijos: Durante mucho tiempo les he estado ofreciendo mi corazón maternal y a mi Hijo. Ustedes me están rechanzando. Están dejando que el pecado les inunde más y más. Están permitiendo que les domine y que les quite el poder del discernimiento. Mis pobres hijos, miren a su alrededor y vean los signos de los tiempos. ¿Creen que pueden caminar sin la bendición de Dios? No permitan que la oscuridad les atrape. Desde el fondo de vuestro corazón clamen a mi Hijo. Su nombre hace desparecer incluso la más intensa oscuridad. Yo estaré con ustedes, solo digan: "Aquí estamos Madre, guíanos". Gracias"

Reflexión

Abril 2, 2009

“Queridos hijos: El amor de Dios está en mis palabras. Hijos míos, es el amor que desea convertirles a su justicia y a la verdad. Es el amor que les quiere salvar de sus ilusiones. ¿Y ustedes, hijos míos? Sus corazones permanecen cerrados. Son duros. No responden a mis llamadas. No son sinceros.”

Mirjana sintió un fuerte dolor y le ha pedido que no nos abandone. La Virgen luego agregó: “Con el Corazón materno oro porque deseo que todos resuciten en mi Hijo. ¡Les agradezco!"

Marzo 2, 2009

"Queridos hijos, estoy aquí en medio de ustedes. Veo en sus corazones heridos e inquietos. Ustedes se han perdido, hijos míos. Sus heridas del pecado se están volviendo cada vez mayores y los están alejando siempre más de la auténtica verdad. Buscan la esperanza y la consolación en los lugares equivocados, mientras yo les estoy ofreciendo la sincera devoción que se nutre de amor, sacrificio y verdad. Les doy a mi Hijo."

Febrero 2, 2009

"¡Queridos hijos! Hoy con mi amor maternal deseo recordarles el inconmensurable amor de Dios y la paciencia que de él fluye. El Padre de ustedes me envía y espera. Espera sus corazones abiertos y dispuestos para sus obras. Espera sus corazones unidos en el amor cristiano y la misericordia en el espíritu de mi Hijo. Hijos, no malgasten el tiempo, porque no les pertenece. Gracias."

Enero 2, 2009

“Mientras que una gran gracia celestial es prodigada sobre ustedes, sus corazones permanecen duros y sin respuesta. Hijos míos, ¿por qué no me dan completamente sus corazones? Sólo deseo poner en ellos paz y salvación: poner a mi Hijo. Con mi Hijo vuestra alma se dirigirá hacia nobles metas y nunca se perderán. Aún en la mayor oscuridad encontrarán el camino. Hijos míos, decídanse por una nueva vida, con el nombre de mi Hijo en sus labios. Gracias”.

 
 
Imprimir esta pagina