MIR Y DOBRO

Una historia similar a la de Alberto tiene nombre Chiarina y apellido Daolio. Chiarina, una contadora de Viggiú 3, en 1991 con unas amigas viajó a Medjugorje, sin preocuparse por la guerra, en un momento de crisis matrimonial. Primero resolvió sus problemas personales y festejó en Herzegovina sus bodas de plata, luego se dedicó al prójimo y empezó a organizar junto con su esposo Luciano el envío de camiones llenos de alimentos, medicinas, ropa y otros artículos de primera necesidad. Más tarde fomentó la adopción a distancia de miles de huérfanos de guerra, y finalmente promovió peregrinaciones abiertas a todos y encuentros de oración también en Italia, como el retiro anual en el Palasharp de Milán, Italia, al cual a veces participan también los videntes. La asociación que ella fundó se llama Mir y Dobro, (www.miridobro.org) equivalente en croata al lema franciscano “Paz y Bien”.


3. Pequena ciudad cerca de Varese, Italia

 
 

Imprimir esta pagina