LOS PEQUEÑOS “MILAGROS” DE MADRE CORNELIA

Madre Cornelia Kordic, y antes que ella su hermana Madre Josipa fallecida el 10 de abril de 2004, constituyen otros signos tangibles de la maternidad de María, de la cual surgen otras madres, capaces de ofrecer amor y protección. Madre Cornelia recibe huérfanos y ancianos solos. Su arma: la sonrisa con la que involucra a cuanta persona encuentra, y su abandono y confianza en la Providencia. No tiene una renta fija ni cuenta bancaria, esta pequeña hermana de los Balcanes, y sin embargo cada día les da de comer a más de doscientas personas.
 
 

Imprimir esta pagina