Medjugorje: Su eco resuena en todo el mundo

El río de peregrinos que fluye incesantemente hacia Medjugorje ha crecido año con año y llegan de los cinco continentes. De hecho, ningún continente de la tierra ha resistido la atracción de este llamado. Difícilmente podría explicarse esta procesión de millones de personas de todos los estados de vida y clases sociales hacia este lugar bendito.

Sería igualmente imposible estimar las reverberaciones y efectos de este movimiento, inspirado por las apariciones en Medjugorje y orientado hacia Medjugorje. El hecho es que se ha extendido a todo el mundo más rápidamente que cualquier otro movimiento laico dentro de la Iglesia y que está produciendo múltiples resultados—continua, poderosamente y con una fuerza creciente. Observar y juzgar el fenómeno de Medjugorje aislado del contexto del movimiento espiritual masivo que ha generado sería totalmente subjetivo, aún peor, produciría únicamente una imagen distorsionada.

Los Grupos de Oración

La primera en sentir el llamado de la Virgen a hacer oración fue la comunidad parroquial de Medjugorje. Actualmente la mayoría de los fieles de la parroquia asisten diariamente a la Misa vespertina.

Esta se ha convertido en su encuentro diario de oración, a través del cual experimentan un continuo y sistemático crecimiento espiritual. Pero existen además diversos grupos de oración. El primero de ellos se formó en el primer aniversario de las apariciones cuando, como lo han atestiguado los videntes Ivan Dragicevic y Marija Pavlovic, la Virgen les pidió que integraran un grupo y oraran por sus intenciones, por la realización de sus planes. Este grupo aún sigue activo hoy, reuniéndose generalmente en las montañas, ya sea en el Podbrdo o en el Krizevac. Otro grupo más fue formado por Jelena Vasilj, una joven que en 1983 comenzó a recibir locuciones interiores de la Madre de Dios. Pero el llamado a formar grupos de oración ha sido atendido no sólo en Medjugorje; su eco ha resonado en todo el mundo.

Aunque no tenemos información precisa sobre el número de grupos de oración que han sido inspirados por Medjugorje, se puede decir con certeza que se cuentan por miles, fundados por peregrinos que viajaron a Medjugorje y sintieron el llamado a orar. Estos grupos se reúnen semanalmente y su esquema está configurado de manera similar al programa vespertino que se realiza diariamente en la Parroquia de Santiago Apóstol: una prolongada oración antes de la Santa Misa y participación en la misma, seguida de la adoración al Santísimo Sacramento del altar o a la Santa Cruz.

Tan solo en Austria existen más de quinientos grupos de oración Medjugorje, en Italia más de mil y cuando menos otros mil en América Latina. Existe cualquier cantidad de grupos Medjugorje en todos los países de Europa, Asia, Africa y Oceanía. Centros de Paz Los peregrinos que regresaban a casa después de haber peregrinado a Medjugorje comenzaron a difundir espontáneamente el mensaje de la Reina de la Paz. Fue así como comenzaron a surgir los Centros de Paz en varios países y hoy en día hay más de mil en todo el mundo. Por ejemplo existe un centro muy activo en Las Filipinas, conocido como “Centre for Peace- Asia”, el cual inició sus actividades desde 1988 y está integrado por laicos y sacerdotes, la mayoría de los cuales han visitado Medjugorje. Su misión y su propósito es difundir la paz en Las Filipinas y en el mundo.

Ellos comenzaron invitando a la gente a orar y a ayunar, y para ello se presentaron a la población local a través de una vigilia de oración que duró toda la noche en la Catedral de Manila, la cual comenzó con una procesión por las calles de la ciudad. La procesión y la vigilia se ha repetido desde entonces a lo largo de casi veinte años en el aniversario de la primera aparición de Medjugorje.

En sus instalaciones, las cuales fueron bendecidas por el Cardenal Sin de Las Filipinas, celebran diariamente la Eucaristía. El segundo y el cuarto jueves del mes llevan a cabo una sesión de oración de tres horas durante la cual se reproduce el mismo esquema del programa vespertino de Medjugorje. El 25 de cada mes organizan encuentros multitudinarios para orar por la paz y para hacer la paz. Cada lunes se rezan oraciones especiales por todos los que trabajan por la paz en el mundo. Los participantes tienen oportunidad de acudir al confesionario y de recibir dirección espiritual los lunes, miércoles y viernes.

Se ha descrito al detalle las actividades de este centro en las Filipinas, pero todos los centros de paz en el mundo, en cualquier país donde se encuentren y estén activos, tienen su propia historia individual y programas similares. En América Latina se calcula que existen cuando menos un millar de centros de paz. Y sus actividades abarcan desde la difusión de los mensajes y la formación de grupos de oración, hasta la visita a presos y enfermos, así como ministerios dedicados exclusivamente a los niños.

Actividades editoriales

En todo el mundo, Medjugorje, sus apariciones y mensajes han originado la publicación de un sin fin de libros, folletos, estudios, revistas y periódicos. Algunos de estos libros han sido editados en más de veinte idiomas y existen boletines que se imprimen en más de treinta idiomas. Hay publicaciones cuya distribución asciende a más de 200,000 ejemplares mensuales, como es el caso del popular Eco de Medjugorje.

Amici de Medjugorje de Milán ha publicado cuatro libros de reflexiones que son, de hecho, traducciones al italiano de sermones del P. Tomislav Vlasic y del P. Slavko Barbaric. Esta asociación reunió suficientes fondos para que dichos libros sean distribuidos gratuitamente y ya han sido publicados las traducciones al alemán, francés, inglés, español y portugués.

Un pequeño opúsculo titulado “Ora con el Corazón”, escrito por el P. Slavko Barbaric, ofm fue traducido en menos de un año del croata original al italiano, alemán, francés, holandés, checo, polaco, húngaro, español, portugués, vasco, japonés, coreano, tibetano y tagalo.

En películas y en video

Las noticias de las apariciones en Medjugorje también han sido difundidas alrededor del mundo a través del cine y la televisión. Muchos visitantes han realizado grabaciones en video que han sido reproducidas en muchas partes del mundo. Equipos de las compañías más conocidas de cine y TV también han filmado un número considerable de documentales. Uno de los programas de TV más populares de Estados Unidos, “ Twenty-twenty”, cuya audiencia asciende a cerca de veinticinco millones de personas, ha enviado a sus técnicos a Medjugorje en dos ocasiones a fin de grabar material para su programa. La BBC de Londres también filmó un extenso documental que fue transmitido en horario estelar del programa “ Everyone” con enorme é xito, despertando gran interés entre los televidentes de Gran Bretaña e Irlanda.

Por la radio y por teléfono El Padre Mario Galbiati de Arcelasco, cerca de Milán, comenzó a enviar noticias y mensajes con un pequeño tradiotransmisor, bautizando su estación como “ Radio María”, la cual operaba con la asistencia de voluntarios. A través de los años, esta humilde iniciativa se fue desarrollando hasta convertirse en una gran y poderosa asociación mundial, que tiene estaciones en los 5 continentes y trabaja exclusivamente a través de la ayuda de voluntarios.

Radio María opera lo mismo en España, Francia, Alemania, Italia, Croacia, Malta, Austria, Polonia, y Rusia, que en Estados Unidos, Bolivia, Canadá, Chile, Colombia, Ecuador, Guatemala, Panamá y Perú, así como en Líbano, Burkina Faxio, Malawi, Mozambique, Tanzania, Togo, Uganda y Zambia. De hecho, Radio María se ha convertido hoy en una importante cadena radiodifusora católica que transmite incansablemente el mensaje de paz de Medjugorje, invita a la oración, a la reflexión y al amor caritativo y participa activamente de manera simultánea en la Nueva Evangelización a través de sus programas.

Un rasgo particular o un fenómeno concurrente de los eventos en Medjugorje son los teléfonos que son utilizados para difundir las noticias sobre las apariciones y los mensajes de Nuestra Señora. En la mayoría de los casos se trata de líneas localizados en casas particulares o en Centros de Paz. A través de ellas puede escucharse la grabación del ú ltimo mensaje de Medjugorje. Por ejemplo, la Gebetsaktion der Koenigin des Friedens en Viena, a la par de una importante labor editorial, dispone de 400 líneas que transmiten el mensaje y además las llamadas desde el interior son gratuitas.

Ayuda humanitaria

La guerra que asoló a la ex Yugoslavia entre 1991 y 1995 produjo situaciones cuyos efectos aún se sienten en la región. Pueblos enteros fueron destruidos y arruinados, y los pobladores que pudieron huyeron como prófugos a otros países.

Se calcula que el conflicto causó 250,000 muertos; más de 2 millones de personas han pasado a formar parte del número de refugiados;los hospitales no cuentan con espacio disponible ni con medicamentos suficientes. Las víctimas de la guerra son en su mayor parte mujeres, niños, ancianos y discapacitados física y mentalmente, que lo han perdido todo.

Hace 8 años, el P. Jozo Zovko ofm., quien fuera párroco de Medjugorje al inicio de las apariciones, puso en marcha con un grupo de personas el proyecto “International Godparenthood Association” . Se trata de una organización de “padrinos” que adoptan a huérfanos de la guerra en Bosnia, a quienes aceptan cuidar, ocuparse y rezar por ellos.

Este proyecto de asistencia ha sido muy exitoso y hoy en día atiende a más de 4 mil niños, quienes son sostenidos económica y espiritualmente por personas que asumen el padrinazgo hasta que cumplan los 18 años o finalicen su formación universitaria. La asociación se ha extendido a Italia, Alemania, Holanda, Francia, Canadá, Irlanda y Australia.

La aldea de la Madre

Mención especial merece igualmente la “Aldea de la Madre”, orfanatorio para las víctimas de la guerra, localizado en Bijakovici, Bosnia- Hercegovina. Fue fundado por los Frailes Franciscanos de Croacia, quienes han atendido a los pobres de la región durante más de 700 años. La aldea se sostiene exclusivamente por medio de donativos de benefactores de todas partes del mundo y no recibe apoyo económico del gobierno local ni del federal.

Puesto que el concepto de la “Aldea de la Madre” es representar la vida, está destinado a todas las edades, sin importar la raza, credo, o color. Su objetivo es proveer de un ambiente seguro a los huérfanos de la guerra en un ambiente de amor, respeto y fe. La atención de los niños está a cargo de las religiosas franciscanas de Medjugorje. Asimismo participan cuidadores y educadores locales calificados, quienes también forman parte del “núcleo familiar”.

La construcción de la aldea se inició en enero de 1995 y consistió de cuatro casas habitación, cada una con cinco alcobas, baño, estancia, cocina y facilidades de para lavandería y almacenaje. Cada casa está diseñada para albergar a ocho niños, a una religiosa franciscana y a una persona adulta que fungirá igualmente como cuidadora. El jardín de niños, dedicado a Santa Teresita del Niño Jesús, atiende a 150 niños de los alrededores así como a niños de la aldea. Esto permite a los niños de la aldea integrarse con familias funcionales.

Actualmente se construyen una clínica dental especializada en niños, una quinta casa para albergar más niños y una unidad de almacenaje. A fin de integrar todos los grupos de edades en una comunidad, se tiene planeado construir igualmente una casa para 15 ancianos que quedaron sin familia; un convento para las religiosas franciscanas y un centro de atención para los niños discapacitados. Las iniciativas de asistencia que han surgido en varios países del mundo van desde la ayuda humanitaria (distribución de alimentos, medicinas, ropa y equipamiento de clínicas y hospitales) hasta la reconstrucción de casas, instalaciones clínicas, escuelas, iglesias, la restauración de monumentos históricos e incluso el reabastecimiento de bibliotecas universitarias y el otorgamiento de becas.

Estas organizaciones no lucrativas atienden indiscriminadamente a todo tipo de personas necesitadas, sin distinción de origen, raza, religión, sexo o filiación política. Y todas ellas han sido fundadas por peregrinos de Medjugorje, quienes entendieron que vivirlos mensajes, además de la oración, el ayuno y la participación en los Sacramentos, implica, al mismo tiempo, darse a los demás.

 
 
Imprimir esta pagina