Entrevista: Iracelita Pimenta Bomfin, Brasil

La señora Iracelita Pimenta Bomfin viene de Brasil, el país con la mayor población católica en el mundo. En Brasil existen cuatro grandes asociaciones inspiradas por las apariciones de Medjugorje, que congregan a los fieles alrededor de la Reina de la Paz. La asociación "Secretariado Rainha da Paz" (Bello Horizonte, Brasil), coordinada por la Sra. Bomfin, organiza el encuentro anual más importante con ocasión del aniversario de las apariciones, para el cual los participantes se preparan con una novena.

Esta entrevista fue realizada con la ayuda del intérprete Miroslav Deur, un joven brasileño de origen croata, quien vino de peregrinación a Medjugorje.

Lidija Paris: Sra. Bomfin, ¿sería Ud. tan amable de decirnos de dónde viene y cómo fue que se involucró con Medjugorje?

Iracelita Pimenta Bomfin: Vengo de Brasil, de la ciudad de Belo Horizonte, la capital del estado de Minas Gerais. Cuando me retiré, dije que no volvería a trabajar jamás por dinero, sino sólo por Dios. Comencé a ir a las favelas, los suburbios pobres brasileños donde reina una miseria total. No tuve miedo. En las favelas, escuché por primera vez a la gente hablar sobre Medjugorje. Y me dije que tenía que ir a Medjugorje.

LP: ¿Cuándo vino por primera vez?

Iracelita Pimenta Bomfin: Una religiosa me invitó a venir y pasar dos meses en Europa y vinimos juntas. En ese tiempo, no había alojamiento suficiente en Medjugorje y nos quedamos con un grupo brasileño en Mostar. Vine el 24 de junio de 1987. En esos días vios el signo del Monte de la Cruz y el fenómeno del sol. Vi el sol girar y grandes rayos de diferentes colores que salían de él. El son descendía sobre nosotros y regresaba. ¡Me pregunté cómo era posible eso! Pensé que algo me estaba pasando a mí, cuando noté que otras personas también lo veían. A mi regreso a Brasil, hablé de ello con un sacerdote y él me dijo que eso era muy importante y que debía recordar bien lo que habia experimentado. Poco tiempo después, enfermé gravemente y me recuperé de nuevo de manera excepcional. Los doctores no entendían. Pienso que esto ocurrió gracias al rezo del Rosario. El médico, el profesor que me trató, vino personalmente a Medjugorje para ver que hay que encontrar aquí...

LP: ¿Cómo se involucró en la difusión de los mensajes de Nuestra Señora?

Iracelita Pimenta Bomfin: Al principio, simplemente fotocopiaba los mensajes y los distribuía entre todos mis conocidos. Cuando el P. Slavko vino a Brasil en 1989, se alojó en mi casa y me propuso que encabezara el "Secretariado Rainha da Paz". No me sentía capaz de hacerlo. No contaba con recursos para cubrir todos los gastos.

LP: ¿Qué es el "Secretariado Rainha da Paz"?

Iracelita Pimenta Bomfin: Somos una asociación oficialmente registrada. Yo soy la coordinadora y tenemos algunos colaboradores. Todo es muy simple. Tenemos una oficina abierta para que la gente acuda. La asociación se sostiene con donativos. Publica una revista llamada "Anunciando Medjugorje" que a veces publica hasta 80,000 ejemplares, gracias a los donativos. El P. Slavko es el "padre" de esta revista, que ha sido publicada desde hace 13 años. Es gratuita. Si tuviéramos más dinero, publicaríamos aún más ejemplares. Muchos dicen que les ayuda. En el último número, publicamos una novena en preparación al aniversario de las apariciones de Nuestra Señora. En nuestra novena, las intenciones de oración están adaptadas a las condiciones de vida de Brasil: oramos especialmente por los desempleados, por los que viven en una miseria total, por los drogadictos, por los que no tienen derechos, por los presos, por los que han perdido la esperanza... En Brasil, muchas personas viven en condiciones difíciles: algunos padres de familia inducen a sus hijos de doce años a la prostitución, para que la familia pueda sobrevivir...

El Cardenal de Belo Horizonte nos permite esta actividad. Pido su permiso para todo lo que hago. Somos muy cuidadosos a este respecto. Queremos ser obedientes a la Iglesia de Belo Horizonte. La "Teología de la Liberación" es muy popular en Brasil y la Iglesia es muy cuidadosa con todas las asociaciones y movimientos. En estos 13 años, nadie nos ha reprendido a causa de nuestro contenido. Uno de los obispos incluso citó a nuestra asociación como un ejemplo de cómo hay que trabajar.

LP: ¿Cuántos miembros tiene su asociación?

Iracelita Pimenta Bomfin:No tenemos miembros, tenemos amigos: unas 10 personas que nos ayudan, aportando de 80 a 100 dólares mensuales. El resto proviene de donativos. Cada mes, tenemos un día de oración en la Catedral de Belo Horizonte, con un programa igual al que se lleva a cabo en Medjugorje.

LP: ¿Qué evento va a organizar para el aniversario?

Iracelita Pimenta Bomfin: El 25 de junio, celebraremos el XXI aniversario. Vamos a orar. Todo mundo se está preparando para este gran evento con una novena. La novena se reza en las familias o en los grupos de oración. Habrán unas 3000 personas en la iglesia más grande de Belo Horizonte. El mejor regalo que podemos ofrecer a Nuestra Señora es nuestra determinación de vivir sus mensajes, orar por la paz y la reconciliación a través de la Eucaristía, de la lectura de la Biblia, la confesión, el rezo del Rosario...

LP: Gracias, Sra. Bomfin, por su entusiasmo y por esta conversación. ¡Que el Señor continúe guiándola en este apostolado!

 
 
Imprimir esta pagina