He venido a decir al mundo que Dios existe...

Desde 1981, en Medjugorje, una pequeña aldea de la ex Yugoslavia, la Santísima Virgen María se ha estado apareciendo y dando mensajes al mundo.

Nos dice que Dios la ha enviado a esta tierra y que estos años, en los que Ella está con nosotros, son un tiempo de gracia concedido por Dios. En sus propias palabras, Ella nos dice: “Yo he venido a decir al mundo que Dios existe. El es la plenitud de la vida y para disfrutar esta plenitud y la paz, ustedes deben volverse a Dios.”

La misión de la Virgen Santísima es de paz y amor. Ella ha venido a la tierra a reeducarnos y ayudarnos a convertirnos, enfocando nuestra vida nuevamente en Dios. Su papel ha sido siempre el de guiar a las personas hacia su Hijo Jesús.

¡Qué fantástica oportunidad tenemos delante de nosotros! Es importante que entendamos la magnitud como la urgencia del llamado a la conversión de Nuestra Señora y que respondamos a él de todo corazón.

La Virgen continúa dando mensajes a seis jóvenes de la aldea de Medjugorje: Ivan, Jakov, Marija, Mirjana, Vicka e Ivanka. Estos seis jóvenes han tenido apariciones de la Santísima Virgen María desde el 24 de Junio de 1981. Adicionalmente a estos mensajes, Nuestra Señora está dando a cada uno de los videntes un total de diez “secretos” o sucesos que habrán de ocurrir en la tierra en un futuro cercano.

Algunos de los secretos incumben al mundo entero mientras que otros, conciernen directamente a los videntes. Hasta ahora solamente uno de los secretos ha sido revelado por los videntes: la Madre de Dios ha prometido dejar un signo visible sobre la montaña donde primeramente se apareció, la Colina del Podbrdo o Colina de las Apariciones. Ella dijo: “Este signo será dado para los ateos. Ustedes, los fieles, ya tienen signos y deben convertirse en un signo para los ateos. No deben esperar el signo para convertirse; ¡conviértanse pronto! Este tiempo es un tiempo de gracia para ustedes. Nunca podrán agradecer lo suficiente a Dios por Su gracia. Este tiempo es para profundizar su fe y para su conversión. Cuando venga el signo, será demasiado tarde para muchos”.

Una vez que cada uno de los seis videntes haya recibido todos los diez “secretos”, la Virgen dejará de aparecérseles diariamente (actualmente, tres de los videntes han recibido todos los diez secretos y los otros tres han recibido sólo nueve). Vendrán entonces tres advertencias que serán dadas al mundo.

Dichas advertencias serán recordatorios para la tierra. Mirjana será testigo de ellas. Diez días antes de cada una de las advertencias, ella la transmitirá a un sacerdote de su elección [el Padre Petar Ljuvicic], la de cada una de las advertencias, ella la transmitirá a un sacerdote de su elección, quien entonces ayunará y orará durante siete días. Tres días antes de que tenga lugar la advertencia, él anunciará al mundo qué, dónde y cuándo ocurrirá.

El testimonio de Mirjana será una confirmación de la validez de las apariciones y un incentivo para la conversión del mundo. Cuandohayan ocurrido las tres advertencias, el signo permanente será dejado en la Colina de las Apariciones. Quienes aún estén con vida tendrán poco tiempo para convertirse. Por esta razón, la Santísima Virgen llama a la conversión urgente y a la reconciliación. El signo permanente inducirá muchas curaciones y conversiones antes de que los mensajes se hagan realidad. El noveno y el décimo secretos son asuntos graves, son un castigo por los pecados del mundo. El castigo es inevitable porque no podemosesperar la conversión del mundo entero, pero puede ser mitigado con oraciones y penitencia, aunque no podrá ser suprimido enteramente.

Un mal que amenazaba al mundo de acuerdo al séptimo secreto, fue eliminado por medio de la oración y el ayuno. Es por eso que la Virgen Santísima continúa pidiendo insistentemente oración y ayuno. Este llamado tiene por objeto prevenir el mal y la guerra y, sobre todo, salvar almas. La Virgen dijo: “ Ustedes han olvidado que con oración y ayuno pueden prevenir las guerras, suspender las leyes naturales”.

Desde que comenzaron las apariciones en 1981, millones de personas de todos los credos, provenientes de todo el mundo han visitado Medjugorje, regresando a casa espiritualmente fortalecidas y renovadas. Muchas dan testimonio de curaciones físicas, eventos visuales sobrenaturales y su conversión a Dios.

Te debes a ti mismo y a tus seres queridos, investigar con mente y corazón abiertos los mensajes que nos está dando Nuestra Señora de Medjugorje. Te invitamos a leerlos y a decidir por ti mismo cómo esta Mensajera del Cielo afectará tu vida y la de tu familia.Es importante darse cuenta de que los mensajes están destinados a ensamblarse como un mosaico. Para entender su significado y profundidad, debemos leerlos y reunirlos todos. Una piedra sola removida de un mosaico se ve corriente u ordinaria, pero si miramos el mosaico entero, es una imagen hermosa y de mucha riqueza. “Por medio de los mensajes, Yo deseo hacer un mosaico muy hermoso en sus corazones.” (15/ 11/1989).

Nuestra Señora ha pedido que continuamente leamos, estudiemos y meditemos los mensajes que nos ha dado. Ella dijo: “Hijitos, lean cada día los mensajes que les doy y transfórmenlos en vida. Yo los amo y por eso los invito al camino de la salvación con Dios”. (25/ 12/1989)

La pedagogía utilizada por la Virgen, nos reeduca como cristianos. Ella lo logra caminando a nuestro lado y guiándonos paso a paso, mensaje a mensaje. Muchas personas piensan hoy que no es importante ser cristianos. Otras quieren vivir una forma superficial de cristianismo que es más fácil o más conveniente, que vivir una auténtica vida cristiana. Nuestra Señora quiere mostrarnos a través de Sus mensajes el rostro real del cristianismo. Se trata de un proceso largo, porque como sociedad nos hemos apartado en extremo de la verdad de Dios y también somos lentos para aprender. Esto es verdad tanto en la Iglesia como fuera de ella.

Debemos aceptar ser reeducados totalmente, poco a poco, por la Madre de Dios.

El problema actual de la humanidad no es tanto que la gente sea mala, existen suficientes personas de buen corazón. El problema consiste en que a veces no vemos la verdad; estamos inmersos en la oscuridad y muchos simplemente estamos ciegos y ya no logramos distinguir la diferencia entre el bien y el mal.

Difícilmente alguien podría argumentar, sin importar su orientación religiosa, que el mundo de hoy está en crisis. Sólo hay que leer los periódicos o mirar la televisión para ver cuán erosionada está la moral de nuestro mundo. Es terrible ver y oír los ejemplos de inhumanidad: aborto indiscriminado de bebés no nacidos, crueldad, violencia, abusos, drogas, guerra, terrorismo, narcotráfico, crímenes etc., etc. La mayor parte del mundo se ha apartado totalmente de una vida centrada en Dios y en la familia. Las respuestas que necesitamos para reorientar nuestra vida pueden encontrarse leyendo y viviendo los mensajes de la Virgen Santísima y las Sagradas Escrituras:

“Ustedes están prontos para caer en el pecado y ponerse en manos de Satanás sin reflexionar.” (25/5/1987)
“Hijos, la oscuridad reina en el mundo entero. Las personas son atraídas por muchas cosas y olvidan lo más importante.”
“La luz no reinará en el mundo hasta que la gente acepte a Jesús, hasta que viva Sus palabras, que son la Palabra del Evangelio.”
“Queridos hijos, ésta es la razón de mi presencia con ustedes por tan largo tiempo: para guiarlos en el camino de Jesús. Yo quiero salvarlos y, a través de ustedes, salvar al mundo entero. ¡Muchas personas viven ahora sin fe; algunas ni siquiera desean oír de Jesús, pero aún así desean paz y satisfacción! Hijos, ésta es la razón por la cual necesito sus oraciones: la oración es el único medio para salvar a la raza humana.” (30/7/1987)

Debemos darnos cuenta de que Satanás es real, él existe y nos utiliza para sus propios fines. Su propósito primordial es la destrucción: destruir el amor, la paz, la fe, la familia y la vida. La Virgen nos da cinco armas que nosotros podemos utilizar contra Satanás:

  1. Oración
  2. Ayuno
  3. Lectura de la Biblia
  4. Confesión
  5. Eucaristía

El plan de la Virgen para salvar a la humanidad, es derrotar a Satanás utilizando estas 5 armas. Tenemos que entender que este plan es para el mundo entero y que esta guerra es una batalla de amor contra la destrucción, que la meta de nuestra Madre en este combate es el reino del amor y el regreso de las almas a Dios.

La Virgen nos dice que cada uno de nosotros somos importantes en el plan de Dios. No podemos hacer suficiente para vivir los mensajes. Debemos estar dispuestos a abandonarnos enteramente a Dios. Puesto en la perspectiva correcta, nuestras casas, nuestro dinero y nuestros negocios y/o trabajos no son cercanamente tan importante como el ser dignos de pasar la vida eterna en el Cielo después de esta vida.

“Pues el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por mí, la encontrará. ¿De qué le sir ve a uno ganar el mundo entero, si pierde su vida? ¿Y qué podrá dar uno a cambio para recobrarla?” (Mateo 16,25-27)

(Agradecemos a Steve Shawl de Medjugorje Organization
su autorización para traducir al español y publicar esta información
tomada de su página en Internet, www.medjugorje.org)

 
 
Imprimir esta pagina