La ultima declaracion del Vaticano sobre Medjugorje

A partir del mes de junio de 1996, numerosos medios de información han declarado en todo el mundo que el Vaticano había prohibido las peregrinaciones a Medjugorje. El portavoz de la Santa Sede, Joaquín Navarro-Valls ha inmediatamente desmentido la noticia. Sin embargo, debido a que existían otras dudas relativas a la posición del Vaticano con respecto a Medjugorje, el portavoz de la Santa Sede ha inmediatamente dado algunas aclaraciones. Damos a conocer integralmente su intervención.

Esta oficialmente permitido a cada uno en particular visitar Medjugorje

Catholic News Service

Si bien el Vaticano no haya dicho jamás a los católicos que no pueden acudir a Medjugorje, ha dicho a los obispos que sus parroquias y sus diócesis no pueden organizar peregrinaciones oficiales al lugar donde se están verificando las supuestas apariciones, ha declarado el portavoz del Vaticano.

"No se puede decir a la gente que no vaya hasta que no se demuestre que las apariciones son falsas. Esto aún no ha sido demostrado y, por tanto, quien desee ir puede hacerlo" - ha declarado el portavoz Joaquín Navarro-Valls a la agencia de prensa católica (Catholic News Service) el 21 de agosto.

Ha agregado que cuando un católico acude a algún lugar, él tiene derecho a una asistencia espiritual; la Iglesia, por lo tanto, no impide a los sacerdotes guiar los viajes a Medjugorje en Bosnia-Herzegovina organizados por laicos, de igual manera, no les prohibe acompaar a los grupos de católicos que desean visitar la República Sudafricana.

Navarro-Valls ha vuelto a afirmar que "nada ha cambiado" con respecto a la posición sobre Medjugorje. A principios de junio, un periódico francés ha referido acerca de unos extractos de una carta acerca de las peregrinaciones a Medjugorje, escrita por el secretario de la Congregación vaticana para la doctrina de la fe en respuesta a la interpelación puesta por un obispo francés.

La carta del arzobispo Tarcisio Bertone de la Congregación para la doctrina de la fe refería una declaración de 1991 de los obispos de la ex Yugoslavia en la que se decía quedespués de las investigaciones efectuadas en ese entonces "no es posible confirmar si se trate de apariciones o fenómenos sobrenaturales".

"Sin embargo", - dijeron los obispos, y el arzobispo Bertone lo ha repetido - "las numerosas reuniones de fieles que acuden a Medjugorje requieren la atención y el cuidado pastoral de la Iglesia".

Después de haber mencionado la declaración de 1991, el arzobispo Bertone escribió: "De lo anteriormente mencionado resulta que las peregrinaciones oficiales a Medjugorje, entendido como un lugar de apariciones marianas auténticas, no pueden ser organizadas a nivel parroquial, ni diocesano, puesto que esto estaría en contradicción con lo afirmado por los Obispos de la ex Yugoslavia en la declaración susodicha."

Navarro-Valls ha declarado: "Cuando se lee lo que ha sido escrito por el arzobispo Bertone se podría pensar que de ahora en adelante todo está prohibido y que los católicos no tienen la posibilidad de acudir a Medjugorje."

En realidad, "no ha cambiado nada y no ha sido dicho nada nuevo" - ha declarado el portavoz de la agencia de prensa católica (CNS).
"El problema está en el hecho de que si se organizan peregrinaciones sistemáticamente, se organizan con el obispo y la iglesia, entonces de este modo se da un veredicto canónico acerca de los eventos de Medjugorje, acontecimientos que la Iglesia aún está investigando."

"Esto es diferente del hecho de acudir en grupo con un sacerdote que también puede realizar las confesiones" - ha agregado el portavoz. Navarro-Valls ha afirmado que él aclara todo esto puesto que "lamentablemente lo que ha dicho el arzobispo Bertone podría ser interpretado en un sentido restrictivo. La Iglesia o el Vaticano, ¿han dicho "no" a Medjugorje? No".

 
 
Imprimir esta pagina