El Cardenal Bertone responde a Obispo Aubry

A Su Excelencia, Monseñor Gilberto Aubry,
Obispo de Saint-Denis de la Réunion
Excelencia,

En su carta del 1 de enero de 1998, Ud. sometió a este Dicasterio varias preguntas acerca de la postura de la Santa Sede y del obispo de Mostar enrelacion a las presuntas apariciones de Medjugorje, peregrinaciones privadas y el cuidado pastoral de los fieles que van allá.

En relación a este asunto pienso que me es imposible responder a cada una de las preguntas planteadas por Ud, Su Excelencia. El asunto principal que yo quisiera subrayar es que  la Santa Sede ordinariamente  no toma  una postura propia respecto a presuntos fenómenos sobrenaturales como corte de primera instancia. Este Dicasterio, por tanto, en lo que concierne a la autenticidad de las "apariciones", simplemente se atiene a lo establecido por los obispos de la ex Yugoslavia en la Declaración de Zadar, el 10 de abril de 1991: "...Sobre la base de las investigaciones hasta ahora realizadas, no es posible afirmar que se trate de apariciones y revelaciones sobrenaturales" Después de la división de Yugoslavia en diversas naciones independientes, les correspondería actualmente a los miembros de la Conferencia Episcopal de Bosnia-Herzegovina, reabrir eventualmente el examen de este caso y hacer nuevos pronunciamientos según fuesen requeridos.

Lo que el Obispo Peric dijo en su carta al Secretario General de "Familia Cristiana", en la cual él afirma: "mi convicción y postura no es únicamente "Non constat de supernaturalitate" sino también "constat de non supernaturalitate" de las apariciones y revelaciones de Medjugorje", debe considerarse como una convicción personal del obispo de Mostar, quien, tiene el derecho de expresarse como Ordinario del lugar, peroque es y sigue siendo su opinión personal.

Finalmente, en lo que respecta a las peregrinaciones de índole privada a Medjugorje, esta Congregación considera que están permitidas con la condición de que no se consideren como un reconocimiento de los eventos en curso y que aun demandan ser examinados por parte de la Iglesia.

Espero hacer respondido satisfactoriamente al menos a las principales preguntas planteadas a este Dicasterio, Le ruego, Excelencia, aceptar la expresión de mi devocion.

Arzobispo Tarcisio Bertone – (Secretario de la "Congregación" presidida por  el Cardenal Ratzinger)

De este escrito, por tanto se desprende lo siguiente:

No podemos dejar de agradecer tan esperada aclaración.

P. Daniel Ange

 
 
Imprimir esta pagina