Un llamado a tu conciencia

Por Luis E. Simán

No cabe duda que las atracciones del mundo y la gran influencia de los medios de comunicación, el materialismo y consumismo, los ataques a la Iglesia y a nuestro mismo Señor, el sincretismo, nueva era, etc. están haciendo que el mundo este cada vez mas confundido y se esta perdiendo incluso la presencia del Señor en nuestras vidas.

Se ha perdido el espíritu de renuncia y de esfuerzo en el trabajo por el bien espiritual de los demás, hay que pasarla bien y estar bien, no hay espíritu de sacrificio, de darse, de crecer espiritualmente, de trabajar por la salvación de los demás y muchas veces se piensa “yo tengo mis problemas y no me importan los problemas de los demás”.

Nuestra Madre Santísima ha perseverado haciéndonos un llamado a la conversión y a la santidad durante mas de 25 años y nos sigue insistiendo prácticamente en cada mensaje que no estamos solos, que ella esta con nosotros y nos acompaña y nos guía para llevarnos al “Paraíso”.

¿Qué nos impide ser sus manos extendidas y ayudarla con nuestros hermanos?

“Queridos hijos, no sean duros de corazón con la Divina Misericordia que ha sido derramada sobre ustedes durante tanto de vuestro tiempo. En este tiempo particular de oración, permítanme transformar sus corazones, para que puedan ayudarme a que me Hijo resucite en todos los corazones y que mi corazón triunfe. ¡Se los agradezco!”

He querido recoger en una palabra las actitudes que tiene algunos miembros de los Grupos de Oración Maria Reina de la Paz del Movimiento Iberoamericano en relación a la difusión del mensaje de Nuestra Madre Santísima en Medjugorje.

En los últimos meses he visitado algunos países y he estado en comunicación con innumerables  personas y me he encontrado que muchísimas de ellas quieren saber mas de las Apariciones de Maria Reina de la Paz y del Mensaje, formar grupos de oración y no encuentran a quien  recurrir en sus propios países para ser ayudados.

¿En que grupo nos encontramos? ¿Entre los Apóstoles de Maria Reina de la Paz o los Satisfechos?  ¿Entre los Comprometidos o los Irresponsables?

Los Canonizados en vida.- Se creen santos porque no pecan, rezan El Rosario y van  a misa los domingos.

Los Comprometidos.- Honran el compromiso de Oración, según el mensaje de nuestra Madre Santísima y ven la manera de crecer espiritualmente y en el amor al Señor y a nuestra Madre del cielo.

Los Satisfechos.- Han sido nombrados Ministros Extraordinarios de la Eucaristía y su centro ha sido reconocido como un Movimiento Mariano de su Diócesis y ya no  tienen nada que hacer.

Apóstoles Maria Reina de la Paz.- Están activos en la difusión del mensaje, dan testimonio de vida y tienen una entrega generosa a difundir el mensaje Maria Reina de la Paz.

Los Pesimistas.- Que piensan que el mundo  esta corrompido y que los jóvenes que deberían ser el futuro del mundo están perdidos, por lo que no les queda mas que rezar.

Los Optimistas.- Los que a pesar de la situación del mundo, falta de moral y de Dios, además de orar, trabajan para llevar la PAZ que solo el Señor puede dar a los corazones de sus allegados y de difundir el mensaje de La Gospa.

Tristan, Triston.-  El que se lamenta de la situación económica y política de su país, de sus problemas y compromisos familiares y que por eso no tiene tiempo de llevar el mensaje de nuestra Madre Santísima a los demás.

El Abnegado.- Que a pesar de todos los problemas y compromisos familiares a los cuales debe dar prioridad, encuentra tiempo para evangelizar y trabajar por el Triunfo del Corazón Inmaculado de Maria Santísima.

Los Escrupulosos.- Los que no difunden el mensaje de la Reina de la Paz por escrúpulos, ya que Medjugorje no esta aprobado por la Iglesia, aunque han experimentado las gracias de conversión que se reciben en ese lugar santo. ¿Se falta a la obediencia al motivar a otros a la oración y a formar grupos de oración?

Los Temerarios y Rebeldes.- Los que ha pesar de la oposición de su obispo, siguen difundiendo el Mensaje, cuando le deben total obediencia a la jerarquía y saben que nuestra Madre Santísima nunca recomendaría esta desobediencia tan grave.
El Momificado.-  El que vive de sus logros pasados y los convierte en sus ídolos y piensa que ya ha hecho bastante por nuestra Madre Santísima.

La Hormiguita Laboriosa.- El que en silencio difunde el mensaje de nuestra Madre Santísima en forma activa y que se renuevan constantemente en su vida espiritual y en la forma de difundir el mensaje.

El Inseguro.- Que no reconoce que nuestra Madre Santísima nos esta acompañando y guiando en nuestra vida y trabajo y no se siente capaz de formar un Grupo de Oración y motivar a otros a hacerlo.

Los Siervos Inútiles.- Saben de sus miserias y no confían es sus propias fuerzas y se abandonan en nuestra Madre Santísima para convertirse en su manos extendidas.

El Indeciso.-  Que nunca se decide a trabajar para difundir el Mensaje y piensa en hacerlo y sigue pensándolo

El Decidido.- El que hace que la oración sea vida y esta siempre listo a servir en toda oportunidad y acercar a las almas que lo rodean a nuestra Madre Santísima y a Nuestro Señor.

El Irresponsable.- El que le echa la culpa a otros por no poder hacer las cosas.

El Responsable.- El que a pesar de los problemas y las obligaciones que la vida moderna nos exige, sacrifica de su tiempo personal para difundir el mensaje de nuestra Madre Santísima.

Macho Men.- El que dice: yo quisiera difundir el mensaje, pero al trabajo no me lo permite, además ahí esta mi esposa que lo puede hacer.

El Consciente.- El que reconoce que el hombre y la mujer tienen sus fortalezas y debilidades y que el Mensaje de la Virgen es también para el.

Los Elitistas.- Los que tienen derechos reservados sobre el Mensaje y han adquirido la exclusiva, El Mensaje es dado solo para ellos y no invitan a otros o no les dan facilidades para formar Grupos de Oración.

El Comprometido.- El que persevera en la oración y en el trabajo de difusión del mensaje y verdaderamente  se convierte en las manos extendidas de Nuestra Madre Santísima, para motivar a otros a la oración y formar Grupos de Oración.

El Goloso Espiritual.- El que asiste a todo retiro, seminario, congreso, conferencia, etc. y que se  empacha espiritualmente y no recibe gracias para crecer en su vida espiritual y por lo tanto no puede llevar al Señor y su Madre Santísima a los demás.

El Apático.- Que se le presenta una oportunidad de asistir a un evento que lo puede ayudar a tener una mejor vivencia del Mensaje de Nuestra Madre Santísima y compartir experiencias con otras personas que viven la misma espiritualidad y los mismos problemas, lo cual lo puede ayudar en su ministerio y a crecer espiritualmente y no hace el esfuerzo por asistir.

El Astrónomo.- Anda en busca de estrellas y solo asiste a retiros, seminarios y  congresos cuando se  puede encontrar con el místico, el vidente, signos extraordinarios, predicadores de fama o con dones del Espíritu Santo y no se concreta en el mensaje.

 

 
 
 

Imprimir esta pagina