La Conversión

Nuestra decisión a ser Santos, ya que todos los mensajes de la Gospa tienen como meta conducirnos a la Santidad.

Debemos trabajar en nuestra CONVERSIÓN día a día a través de la oración con el corazón y el ayuno, la lectura orada de la Biblia y la participación en la celebración y adoración de la Eucaristía, la participación frecuente en el sacramento de la Reconciliación como lo pide Nuestra Madre Santísima.

¿Qué estás haciendo tú y tu grupo para crecer en tu conversión, profundizar y madurar en la vivencia del Mensaje?

 
 
 

Imprimir esta pagina