El llamado de Nuestra Madre Santísima a la Conversión

“Los invito día a día a la conversión, pero si ustedes no oran, no pueden decir que se están convirtiendo”. (Mensaje 25 de Junio, 1992)

“Ustedes no pueden decir que están convertidos, porque su vida debe ser una conversión diaria”. (Mensaje 25 de Febrero, 1993) 

“‘Decídanse, como en los primeros días de mi vida aquí, por un cambio total de lustra vida”. (Mensaje 25 de Agosto, 2004)

“Trabajen mas en la conversión personal. Decidan cada día dedicar tiempo a Dios”.(Mensaje 25 de Abril, 2000)

“Que mi llamado de hoy, sea también para ustedes, un estimulo para decidirse por Dios y por la conversión diaria.” (Mensaje 25 de Enero, 2002)

 
 
 

Imprimir esta pagina