El Espíritu Santo

I.-El proyecto de María sobre nosotros. Lo que hasta aquí nos ha venido enseñando la Santísima Virgen es realmente maravilloso. Ella nos ha dicho ya que:

1. Necesitamos urgentemente la paz. Pág.

2. Para conseguirla, necesitamos reconocer y aceptar a Dios y volverlo a colocar en el puesto que le corresponde en nuestra vida y del que lo hemos destronado para relegarlo al total olvido. Pág

3. Este reconocimiento nos llevará a un mayor incremento de nuestra fe y confianza en El. Pág.

4. Si lo reconocemos a El y todo cuanto ha hecho y sigue haciendo por nosotros, tenemos que amarlo a El y también a todos nuestros hermanos, aún a los que nos hacen el mal. Pág.

5. Por eso debemos urgentemente convertirnos y cambiar de vida. Pág.

6. A ello nos ayudará el Sacramento de la Reconciliación... Pág.

7. Y el de la Eucaristía. Pág.

8. No podemos ignorar la orientación que nos da el Señor con su Divina Palabra, debidamente presentada por nuestra Iglesia. Pág.

9. Nuestra conversión, si es sincera, nos debe llevar a una gran intimidad con El Señor, para lo cual necesitamos la oración. Pág.

10.El Ayuno a pan y agua es una estratégica y poderosa ayuda. Pág.

II.-Necesitamos al Espíritu Santo.-Para lograr realizar todo esto necesitamos de manera absolutamente imprescindible de la gracia y de los dones del Espíritu Santo.

1. El Espíritu Santo es prometido desde el Antiguo testamento:”Derramaré mi espíritu sobre tu linaje” Is.44,3 ;”Infundiré mi espíritu en vosotros y viviréis”Ez.37,14

2. El Espíritu Santo viene sobre la comunidad:”Estaba Pedro diciendo estas cosas cuando el Espíritu Santo cayó sobre todos los que escuchaban la palabra”.-Hech.10,44

3. El Espíritu Santo se nos da en el bautismo:”el que no renazca del agua y del espíritu entrar en el reino de Dios “Juan,3,5.

4. Se nos da por segunda vez en la Confirmación . Hech.8,15

5. Somos el templo del Espíritu Santo :”¿No sabéis que sois santuario de Dios y que el Espíritu Santo habita en vosotros? I Cor.3,16.

6. El Espíritu Santo es fuente de conocimiento sobrenatural Ef.1,17 ;3,17-19 ; principio, de amor y fuente de vida sobrenatural, principio de santificación y de intrepidez apostólica, Rom.8,4-13 ;Filp 1,12-20. Es principio de unidad dentro del Cuerpo místico y de resurrección. I Cor.12,13 ; Rom.8,11.

Es el Espíritu Santificador, quien viene a iluminar la mente, a fortalecer la voluntad y a inflamar el corazón en el fuego del divino amor para que logremos realizar el plan de Dios sobre nuestra vida. Lo realizó en los Apóstoles a partir del día de Pentecostés y lo sigue realizando en su Iglesia a través de los siglos, cumpliendo las maravillas de virtud y santidad que admiramos en los santos de todos los tiempos. Así cumple Jesús lo que dijo : “El Espíritu Santo… les enseñará todas las cosas y les recordará todo lo que yo les he dicho”. Jn 14, 26.

“Cuando el Espíritu Santo venga sobre Uds, recibirán poder y saldrán a dar testimonio de Mí, en Jerusalén, en toda la región de Judea y Samaria y hasta en las partes más lejanas de la tierra. Hech. 1,8.

Por ello María nos dice con insistencia :“Lo importante es orar al Espíritu Santo para que venga. Cuando le tengamos lo tenemos todo. La gente se equivoca cuando se dirige únicamente a los Santos para pedir alguna cosa”. 21 - 10 - 83.-“Queridos hijos, todos los días empiecen a invocar al Espíritu Santo. Cuando viene el Espíritu Santo todo se hace claro y todo cambia”. (Adviento 83)..-Pidan al Espíritu Santo para que renueve sus almas y las del mundo entero”. 5, 3, 84..- “Todos los días recen el Veni Creator Spiritus (Ven Espíritu Creador) y al Angelus, 23, 3, 84..-“Queridos hijos, mañana por la noche (Sábado Santo), pidan el Espíritu Santo de la verdad para poder transmitir mis mensajes tal como yo se los doy, sin agregar ni quitar nada .Sep. 6 / 84, 84.

“Lo más importante en la vida espiritual es pedir el Don del Espíritu Santo. Cuando llega el Espíritu Santo se establece la paz, y con la paz todas las cosas cambian”. Oct. 84..-“Queridos hijos : Yo les quiero decir a todos los de la parroquia que oren al Espíritu Santo para alcanzar su Luz. 11, 4, 85..-“Queridos hijos, los invito a pedir los dones del Espíritu Santo que les son necesarios ahora para que puedan ser testigos de mi presencia y de todo lo que les estoy dando. 17, 4, 85..-“Queridos hijos, sus corazones están orientados hacia las cosas terrenales y éstas los entretienen. Orienten sus corazones a la oración y pidan que el Espíritu Santo se derrame en Uds. Sep.5/ 85.

“Queridos hijos, en estos días (Novena de Pentecostés) los invito a abrir su corazón al Espíritu Santo. En estos días el Espíritu Santo está actuando de modo especial a través de Uds. 23, 5, 85..- “Queridos hijos : quiero decir a los jóvenes en particular : ábranse al Espíritu Santo, ya que Dios los quiere atraer hacia sí en estos días en los cuales Satanás está al acecho”. May.23 / 85. “Queridos hijos, esta noche (comienza la novena de Pentecostés) su Madre los invita a orar lo más que puedan”.

“Este es el tiempo de gracia. Oren al Espíritu Santo que los renueve; que renueve su corazón, su alma y su cuerpo. No permitan que su cuerpo sea débil. Sepan que el Espíritu Santo está siempre pronto”. May. 5-89.-“Queridos hijos: La gente no sabe orar. Muchos van a la Iglesia y a los santuarios solamente para ser curados de sus males físicos o para pedir gracias particulares, y nunca ahondan en la profundidad del Don del Espíritu Santo. Lo más importante es pedir el Espíritu Santo.

Si tienen este don, no les faltará nada; todo lo demás se les concederá.”.-“Lo más necesario es orar. Pidan al Espíritu Santo que descienda sobre la tierra y entonces todo se hará muy claro y el mundo cambiará”. Medjugorje 11 años. Pág. XX.

III.-Medios para atraerlo “Llegados a esta parte, cabe hacernos una pregunta: ¿Habrá alguna oración, algún secreto, o medio para atraer sobre nosotros con absoluta seguridad y eficacia la presencia y los dones del Espíritu Santo?

a) Buena es la oración para implorar al Espíritu Santo. Y Jesús dijo :” El Padre celestial dará el Espíritu Santo a quienes se lo pidan.” Luc. 15, 13. Millones de personas de todos los tiempos han experimentado el prodigioso valor de la oración cuando han necesitado iluminación o fuerza, o una buena dosis de amor para su vida espiritual, cumpliéndose así lo de Jesús : “Todo el que pide recibe” Lc. XI - 9.

b) Maravillosa y extraordinariamente eficaz la lectura de la Palabra de Dios a través de la cual el Espíritu Santo ,su inspirador, nos ilumina.

c) Maravilloso también mantener el alma limpia de pecado para no contristar al Espíritu Santo y poder merecer de ese modo más eficazmente su presencia y su asistencia.

d) Pero entre todos los medios de asegurarnos su presencia y su acción santificadora y como algo que reúne, perfecciona y garantiza su eficacia tenemos el de la <devoción tierna, confiada y amorosa a la Santísima Virgen>.

Por algo la Iglesia le otorgó en el Concilio Vaticano a María el singular calificativo de SAGRARIO DEL ESPIRITU SANTO. Sagrario es lo que guarda algo precioso para repartirlo a los fieles.

La Virgen guarda en su alma al Espíritu Santo para repartírselo a sus devotos. Las maravillas que obró ese Espíritu sobre los Apóstoles el día de Pentecostés nos dejan desconcertados. Pero no debemos olvidar que con ellos estaba María la Madre de Jesús. Hech. 1,14.

San Luis María de Montfort afirma lo siguiente : “Cuando el Espíritu Santo, su Esposo, la encuentra en un alma, vuela y entra en esa alma en plenitud y se comunica a ella tanto más abundantemente cuanto más sitio hace el alma a su Esposa. Una de las razones principales de que el Espíritu Santo no realice maravillas portentosas en las almas es que no encuentra en ellas una unión suficientemente estrecha con su fiel e indisoluble Esposa” V.D. Nº 36 “Cuando María ha echado raíces en un alma, realiza las maravillas de la gracia que solo ella puede ejecutar, porque Ella sola es la Virgen fecunda que no tuvo ni tendrá semejante en pureza y fecundidad”.

“María ha colaborado con el Espíritu Santo en la obra más grandiosa de los siglos, es decir, la Encarnación del Verbo de Dios. En consecuencia Ella realizará también los mayores portentos de los últimos tiempos : “La formación y educación de los grandes santos” que vivirán hacia el final del mundo, están reservadas a Ella, porque sólo esta Virgen singular y milagrosa puede realizar en unión del Espíritu Santo las cosas excepcionales y extraordinarias”. V.D. Nº 35.

Como el imán atrae con fuerza irresistible las limaduras de hierro que se adhieren a él tratando de formar con él un solo cuerpo, así María atrae al Espíritu Santo sobre sí y sobre aquellos en quienes habita Ella como en su templo.

¿Qué esperamos pues ? ¿Por qué no decidirnos desde ya a apoderarnos de este medio tan extraordinariamente eficaz que nos asegura como el que más la presencia y la acción santificadora de este Divino Espíritu ? Hagamos nuestras las palabras de San Juan en su Evangelio : “Desde aquel momento el discípulo se la llevó a su casa” Jn.19, 27.

Empecemos desde hoy a vivir con María y en María, dejándonos guiar y formar por tan hábil y experta Educadora; matriculémonos en su escuela y dejémosle con absoluta y total disponibilidad de nuestra parte que Ella nos oriente y conduzca a la adquisición de la Divina Sabiduría, la unión plena con Dios, por el Espíritu Santo.

 

 
 
 

Imprimir esta pagina