La Palabra de Dios

I. La Carta amorosa del Padre -Reconciliados ya con el Señor y fortalecidos con el manjar sustancioso de su Cuerpo y de su Sangre, necesitamos de otra ayuda insustituíble para no errar nuestros pasos en el camino del Señor.

Constituidos en la excelsa condición de hijos de Dios, de hermanos de Jesús, nos encontramos por el mismo hecho convertidos en miembros de la gran familia en la que el Padre es la cabeza ; Jesucristo, nuestro hermano mayor ; María Santísima, la Madre ,y todos nosotros los hijos y por tanto hermanos unos de otros, uniéndonos a todos el vínculo del Amor que es el Espíritu Santo.

Para que lográramos acertar a llevar bien nuestras relaciones no solo con Dios, sino con todos nuestros hermanos, se dignó Dios escribirnos una carta amorosa en que nos explicaría pormenorizadamente todos nuestros deberes tanto en uno como en otro sentido. Esa carta es nada menos que la Sagrada Biblia.

Para comprender y valorar mejor su contenido veamos lo que se lee en la Biblia Pastoral latinoamericana.

“En el mundo al que pertenece la Biblia la «palabra» no es un simple medio de comunicación entre los hombres, no es el mero signo sensible representativo de una idea. Es algo más.

1).- Principio activo, dotado de eficacia, que participa del dinamismo de la persona que la pronuncia y en cierto modo subsiste por sí misma ( Deut 32,1-2).

De ahí la eficacia que se atribuye a las bendiciones y maldiciones (Gén 27,7-38; Deut 27-28; 1 Re 16,34).

De ahí el valor de la palabra pronunciada a la hora de enjuiciar la vida del hombre (Pro 10,20-21; Sir 5,13-14; 27,4-7).

De ahí la importancia del buen o mal uso de la palabra (Pro 12,6.18; Ec 3,7; Sir 5,14; 28,25; Stgo 1,19; 3,1-2).

En este marco religioso-cultural no debe extrañar que la palabra de Dios cobre un protagonismo singular.

2).-Medio privilegiado por el que Dios entra en comunicación con el hombre.

1º como palabra creadora, conservadora y salvadora, que hizo y sigue haciendo eficazmente lo que quiere (Gén 1,3 ss; Is; 44,26-28; 48,12-15; Sal 33,6-9; 147,15-18; Sab. 18,14-16;y otros.

2º, como realidad reveladora del sentido de los acontecimientos y las cosas (Jos 24,2-13; Ex 3,13-15; 20,1 ss; Am 8,11-12).

3º como ley y regla de vida (Ex 20,1-17; Deut 4,13; 5,6-22; Sal 119).

4º como anuncio y promesa de un porvenir glorioso (Gén 15,13-15; Ex 3,7-10; Jos 1,1-5; Is 40-55; Jer 31,31-34).

3).Portadores privilegiados de su palabra: Dios escoge a unos hombres, los profetas, en cuya boca la palabra de Dios es como la espada y el fuego (Is 49,2; Jer 5,14; 23,29; Os 6,5) y exige ser proclamada por encima de todos los riesgos (1 Re 19,9-11; Jer 20,7-9 ).

4).Personificación de la palabra divina .Se inicia en el AT (Is 55,11; Sal 107,20; 147,5; Sab 18,14-16), y culmina en el NT cuando Dios se nos revela en su Hijo Jesucristo como Palabra substancial, que se hace hombre entre los hombres (Jn 1,1- 14; 1 Jn 1,1-3; Apoc 1,2; 19,13).

A partir de este hecho fundamental se entiende todavía mejor que la Palabra de Dios en Cristo sea una realidad creadora (Heb 1,3), reveladora de los misterios de Dios (Mt. 13,19-23 par; Jn 2,22; 8,37-38; 17,14-17),resucitadora y portadora de vida y salvación (Mc 5,41; Lc 7,14; Jn 5,24-28; 11,43-44; 1 Tim 4,5; Stgo 1,21), poderosa, penetrante y eficaz (1 Tes 2,13; 2 Tim 2,9; Heb 4,12; 1 Pe 1,23; 2 Pe 1,19) .

5).-Indiferencia ante la Palabra...? Jamás ....(Mt 7,24-27; 13,18-23; Lc 6,46-49; Jn 12,47-49; He 13,46-48; 1 Cor 15,1-2; Col 1,5-6; Stgo 1,21-25),

6).-El martirio...si es necesario (Apoc 1,9; 6,9; 12,11; 20,4).”-

II.-Interpretación de la carta.-Vivimos hoy el tiempo del computador, uno de los inventos más desconcertantes del ingenio humano, que tantos servicios presta en el campo cada día más vasto del trabajo humano, desde el sencillo y manoseado reloj de pulso hasta los talleres más sofisticados, desde donde se controla el vuelo interplanetario de las naves espaciales.

Aparece mañana el computador de último modelo, un aparato verdaderamente extraordinario, destinado a realizar los más difíciles y complicados trabajos, con el menor esfuerzo posible, en el tiempo más corto imaginable y de la manera más perfecta. Para lograr este objetivo, se requiere, como es obvio, conocimiento básico del sistema y además conocer a perfección el manual de operación y de manejo que trae el aparato. Si se respetan estos pasos, el rendimiento de la máquina será extraordinario y la utilidad inigualable ; de lo contrario, la pérdida es incalculable.

Pues bien, la carta que rige nuestras relaciones en lo divino y en lo humano, el manual de operación y de manejo del intrincado engranaje de la vida es la Palabra de Dios, la Sgda. Escritura. Esa carta se la entregó a los que constituyó como representantes suyos directos en el gobierno de su Iglesia, nuestros Pastores, la Jerarquía. A ellos les aseguró su asistencia para que interpretaran con acierto el contenido exacto de su carta y así nos lo transmitieran sin temor a equivocarnos. En ella está contenido todo lo que Dios ha enseñado a la humanidad y lo que ordenó a los Apóstoles enseñar cuando les dijo : “Id y enseñad a todas las gentes todo lo que yo os he mandado”. Mat. 28, 19 - 20.

En Ucrania durante la década del 80 la Sma. Virgen se estuvo apareciendo por varios días en una iglesia hecha toda de madera a los católicos que en ella se congregaban, y entre los mensajes que les daba, similares a los que viene dando en Medjugorje, les decía : “Lean la Biblia” .¿La Biblia ?… pero si en aquel entonces no había ni una sola en toda Rusia.

Luego el gobierno de Escandinavia, donó al Presidente de la URSS 100.000 ejemplares de la Biblia para que los difundiera. Y el mismo Gorbachov ordenó imprimirla en los propios talleres donde se venía imprimiendo Pravda, el diario comunista de la URSS.

III.-Aprecio de la carta.- Oigamos lo que dice el P. Jozo Sovco, Franciscano vidente de Yugoslavia : “Nuestra Señora nos dijo que debemos leer mucho la Biblia, sobre todo el Evangelio, porque la oración se alimenta con la palabra de Dios”.

“El sacerdote después de leer el Evangelio en la Misa besa la Biblia, pero no besa el papel, sino que besa al Señor que está vivo y que habla en el Evangelio…Hay que leerla con el corazón porque está escrita por el Padre, para sus hijos, para el mundo.

El ingeniero, el médico y el maestro usan los libros de su profesión, los leen diariamente si es necesario para poder trabajar, para enseñar, pero son libros puramente humanos. ¿Cómo tú, cristiano, puedes descuidar la Biblia que es tu libro, tu manual que debes consultar ?

La Virgen ha llorado varias veces en Medjugorje ....¿Por qué llora la Virgen? La Virgen lloró al hablar de los sacerdotes; lloró cuando habló de la Misa; y lloró cuando habló de la Biblia.

Nunca he visto a una Madre tan triste por su hijo como cuando la Virgen llora”. Cuando Jesucristo estaba siendo sometido al juicio inicuo en el tribunal de Poncio Pilatos tuvo éste una ocurrencia inesperada, con el intento de librarlo de la muerte. Presentó a Jesús al populacho reunido y les dijo : “A quién queréis que os suelte ? A Barrabás o a Jesús ? Las turbas incitadas por los sumos sacerdotes pidieron la libertad de Barrabás y la muerte de Cristo”. Mat. 15-15.

Imposible imaginar el dolor que atravesó el sensible corazón de María presente entre la multitud al presenciar semejante escogencia tan infame : Un facineroso puesto en libertad mientras su Hijo es condenado a morir…Pero esa misma discriminación y elección la seguimos haciendo hoy. Se devoran los diarios y las revistas inmorales, se apetecen los programas inmorales de T.V. y de cine, mientras que por otra parte se relega al olvido la lectura y meditación de la Palabra de Dios.

Personas y familias que leen muchos libros y revistas, pero que han alejado la Biblia de sus hogares. Mantener cerrada la Biblia significa tener cerrada la puerta al Maestro. “Ignorar las Escrituras es ignorar a Jesucristo”, decía San Jerónimo. “Se han olvidado de mi Hijo, se queja la Virgen, y permanecen horas y horas delante de la televisión”.

IV.-Empleo de la Biblia: "Hijitos, los invito a todos a llevar la palabra de Dios en su corazón y en sus pensamientos...En sus hogares pónganla en un lugar visible.Léanla y vívanla“.Ag. 25 / 96 "Pongan la Biblia en el centro de su casa, en un lugar visible para que les venga el deseo de leerla y orar con ella. No busquen “cosas curiosas en la Biblia. En el Evangelio Uds. lo tienen todo… léanlo y crean. En el Evangelio encontrarán la respuesta a todos sus problemas”.

“Dejen que la Palabra de Dios empiece a hablar en su corazón”..-“Todos los Jueves, delante del Santísimo Sacramento o en su casa, lean el pasaje de San Mateo 6, 24-34 donde dice que no se puede servir a dos señores ; léanlo y vívanlo”. (1, 3, 84).

“Queridos hijos : les doy un secreto espiritual para estar lejos del pecado y siempre unidos a Dios : fórmense una conciencia activa. Por la mañana oren y lean un trozo del Evangelio ; grábenlo bien en su mente y en su corazón y llévenlo dentro de Uds. todo el día. En los momentos de crisis vuelvan a pensarlo y pidan que refuerce en Uds. esa palabra (19, 4, 84).

“Cada familia debe orar unida y leer la Biblia. (14, 2, 85).“Lean en el Evangelio lo que está escrito de Jesús, estúdienlo y transmítanlo a los demás”.“No me hagan preguntas acerca de las verdades : abran el Evangelio : allí está todo escrito. Crean en el Evangelio y todo lo verán claro”..-“Pequeños míos, oren y lean la Sagradas Escrituras a fin de que descubran en ellas el mensaje para Uds.”(25-6-91).

V.-Resumiendo lo que la Reina dice :

1. Se queja amorosamente de que hayamos olvidado a su Hijo por permanecer horas y horas ante la T.V.

2. Nos pide colocar la Biblia en el sitio principal de nuestro hogar para que viéndola nos nazca el deseo de leerla. No se trata solo de tenerla ahí como un amuleto más.

3. Antes de leerla, orar para que logremos entender sus enseñanzas.

4. Dejar que la palabra de Dios nos hable al corazón.

5. Leerla y comentarla en familia.

6. Hacer de la Biblia y su lectura el gran secreto para alejarnos del pecado y mantenernos unidos a Dios.

7. Leerla y procurar vivir de acuerdo a su enseñanza.

 

 
 
 

Imprimir esta pagina