Reflexiones sobre Grupos de Oración y su Importancia en el Mundo de Hoy

Una introducción de un escrito por Ivan Dragicevic, vidente de Medjugorje

Cada vez más nos reafirmamos, que los grupos de oración son un signo de Dios para nuestros tiempos. Son muy importantes para la vida de hoy. Es enorme la importancia de los grupos de oración para la Iglesia de hoy y para el mundo de hoy. El mérito de los grupos de oración está claro. Parece ser que, antes, los grupos de oración eran dudosos y no se confiaba en ellos. Ahora, los grupos de oración, están entrando en una etapa, donde son aceptados y confiados. Nos están enseñando a ser más responsables y nuestra participación es necesaria. Es nuestra responsabilidad trabajar con nuestro grupo.

Los grupos de oración nos están enseñando, lo que la Iglesia nos dice, cómo debemos orar y unirnos en comunidad. Este es el único propósito de los grupos de oración. Debemos confiar en que los grupos de oración, en nuestro país y fuera de nuestro país, son la unidad que ora por el mundo y por la Iglesia.

Hoy seguimos toda clase de ideologías y por esto es que la moral está desapareciendo. No nos debe sorprender porqué la Santísima Madre, enfatiza con todo su corazón y con gran perseverancia "oren, oren, oren, mis queridos niños."

La presencia del Espíritu Santo esta ligada a nuestras oraciones. El don del Espíritu Santo entra a nuestros corazones, junto con nuestras oraciones, siempre y cuando a través de nuestras oraciones, abramos nuestros corazones al Espíritu Santo. Debe estar claro para nosotros que la oración puede salvar al mundo de catástrofes—consecuencias negativas, no importa de que clase. Por lo tanto, es necesario crear una red de grupos de oración y de personas que oren para sembrar la oración en cada corazón y en cada Iglesia. Los grupos de oración en el mundo son la única contestación al llamado del Espíritu. Solamente a través de la oración, será posible salvar la humanidad moderna del crimen y el pecado. Por esta razón, la prioridad de los grupos de oración debe ser ALCANZAR LA SANTIDAD. Con el poder de la oración se le abrirá al Espíritu Santo un camino libre en la tierra.

Los grupos de oración tienen que orar por la Iglesia y por el mundo y con oración combatir el demonio, que es la sociedad de hoy. La oración salvara al hombre moderno.

Jesús dice que no hay otra forma de salvación para esta generación. No puede salvarse con nada, excepto con ayuno y oración: "Y El les respondió: Esta clase de demonios, solo se expulsa con la oración". (Marcos 9:29)

Naturalmente, Jesús no se refiere a las fuerzas diabólicas en individuos solamente, sino que también, a la sociedad.

Los grupos de oración son signos de esperanza para la Iglesia y la sociedad de hoy.

Los grupos de oración no solo son para reunir creyentes, sino que son para responder al llamado urgente de cada sacerdote y de cada creyente. Los miembros del grupo de oración debe tomar muy en serio la decisión de pertenecer libremente a un grupo de oración es cosa seria, ya que es por la Gracia de Dios y obra del Espíritu Santo. No es una imposición, es por la Gracia de Dios. Una vez tu eres un miembro, ya tienes una responsabilidad. Debes tomarlo muy enserio porque estarás recibiendo una profunda experiencia de la gracia de Dios.

Cada miembro debe renovar el Espíritu en su interior, en su familia, comunidad, etc. Además con la fuerza de nuestras oraciones a Dios, debemos traer a este tormentoso mundo, la medicina de Dios—la sanción de Dios: paz entre las personas, liberación de los peligros de las catástrofes, subsanar la fuerza moral, paz a la humanidad, con Dios y entre unos y otros.

Como comenzar Un Grupo De Oración

  1. La reunión se puede llevar a cabo en la iglesia, en hogares privados, afuera o en la oficina—en cualquier lugar donde se respire paz donde haya silencio. El grupo debe ser dirigido por un sacerdote o por una persona laica, con un desarrollo espiritual sólido.
  2. El líder del grupo debe informar el propósito del grupo y lo que desea lograr.
  3. Cuando un laico ha tenido una experiencia de oración especial y desea propagarlo porque cree firmemente en el poder de la oración, el puede invitar algunas personas y comenzar a orar juntas por su crecimiento en la fe. Sus oraciones traerán otras personas.
  4. Cuando un grupo siente el deseo de compartir, hablar sobre la fe, leer la Sagrada Biblia, apoyarse mutuamente durante el camino a la santidad y desea aprender a orar.

Una forma muy conveniente para comenzar un grupo de oración es comenzar a orar con su familia; sentarse y orar por media hora todas las noches. Yo no puedo aceptar, dígalo quién lo diga, que esto no es posible. Es no tener el deseo de orar lo que hace que esto no sea posible.

Una gran ayuda para el éxito de un grupo de oración es que un sacerdote sea el líder. Las personas tienen una gran necesidad de que alguien con mucho conocimiento y de mucha fuerza espiritual dirija el grupo. Por esto, es mejor que sea un sacerdote el que dirija el grupo. De esta forma, también es una bendición para el sacerdote porque como líder del grupo, tiene la oportunidad de conocerlos a todos, profundizar en su crecimiento espiritual que lo hará un mejor líder de la Iglesia y de su comunidad. Y no es necesario que el se ate a un solo grupo.

Para continuar a un grupo de oración, es muy importante no deetnerlo en ningún momento. Se debe se persistente-- ¡Perseveren!

Propósito De La Oración

La Oración es el camino que te lleva a tener una experiencia con Dios. ¿Por que es la oración el alpha y el omega—el principio y el fin de la vida cristiana?

La oración es para el alma, lo que el aire es para el cuerpo. Sin aire, el cuerpo del ser humano se muere. Sin oración, el alma del hombre se encoge, se debilita y se muere. Hoy la Santísima Madre enfatiza la necesidad de orar. En sus numerosos mensajes, la Santísima Madre coloca la oración en primer y mas importante lugar. No se puede vivir sin la oración. Si perdemos la oración perdemos todo—el mundo, la iglesia, a nosotros mismos. Sin la oración, nada queda.

La oración es respirar por la Iglesia, y nosotros somos la Iglesia; parte de la Iglesia, el cuerpo de la Iglesia.

Se ora, cuando se desea y cuando se decide orar. La puerta para entrar en oración es ver a Dios al otro lado, confesar nuestros pecados, pedir perdón, orar para poder rechazar el pecado y dar gracias.

Orar es como una conversación telefónica. Para hacer la conección se tiene que tomar el recibidor, marcar el número y hablar.

Tomar el recibidor quiere decir, tomar la de orar y luego, marcas los números. El primer número es sosegarte y buscar a Dios. El segundo número es confesar tus pecados. El tercer número es perdonar a otros, a ti mismo y a Dios. El cuarto número es dejarlo todo para recibirlo todo… SÍGUEME. El quinto número es darle las gracias a Dios por Su Misericordia, por Su Amor al mundo por mi y por mi vida.

Después de esto, tu puedes comunicarte con Dios. Hiciste la conección.

Mensaje De Nuestra Señora Sobre La Oración

20 de Octubre de 1984 - La oración es una conversacion con Dios. Orar quiere decir escuchar a Dios. Después de orar todo queda claro. La oración hace que conozcan la felicidad. La oración te enseña como florecer. La oración es un dialogo con Dios.

23 de Mayo de 1985 (día antes de Pentecostes) - Queridos hijos, los invito, sobretodo en estos días, a que abran sus corazones al Espíritu Santo. En estos días el Espíritu Santo esta actuando a través de ustedes. Abran sus corazones y abandonen su vida a Jesús para que el pueda actuar a través de ustedes y les pueda fortificar en su fe.

25 de Enero de 1987 - Queridos niños, Yo deseo que ustedes comprendan que cada uno de ustedes ha sido escogido por Dios, para tener una importante participación en el gran plan de salvación del mundo. Ustedes no se pueden comprender totalmente, cuan importante es su rol en el diseño de Dios. Por esta razón, oren, queridos niños, para que a través de la oración, ustedes comprendan su rol en el plan de Dios. Yo estoy con ustedes para que puedan realizarlo totalmente.

25 de Abril de 1987 - Queridos niños, una vez mas, hoy, los invito a orar. Ustedes saben que Dios otorga gracias especiales a través de la oración.

Los invito a orar con el corazón. Ustedes saben que sin la oración no podrán comprender todo lo que Dios ha planificado a través de cada uno de ustedes. Así que, ¡oren! Es mi deseo que el plan de Dios se cumpla, en y a través de cada uno de ustedes, y que todo lo que El ha puesto en sus corazones crezca.

 
 
Imprimir esta pagina