Pasos elementales de un Grupo de Oración
María Reina de la Paz

I. Invocación al Espíritu Santo

Mensajes de Nuestra Señora

Lo mas importante es orar al Espíritu Santo para que descienda sobre ustedes. Cuando uno lo posee lo tiene todo. La gente se equivoca al invocar solamente a los Santos cuando piden algo.” Octubre 21 de 1983

“¡Queridos hijos! Hoy los invito a que se decidan pacientemente a dedicarle tiempo a la oración. Queridos hijitos, ustedes no pueden decir que son míos y que han experimentado la conversión a través de mis mensajes, si no están dispuestos a dedicarle tiempo a Dios cada día. Yo estoy cerca de ustedes y los bendigo a todos, queridos hijitos. No olviden que si no oran, no estarán cerca de Mí ni del Espíritu Santo, quien los guía en el camino ala santidad. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado! Junio 25 de 1994

Palabra del Señor

Además el Espíritu nos viene a socorrer en nuestra debilidad; porque no sabemos pedir de la manera que se debe. Pero el propio Espíritu intercede por nosotros con gemidos que no se pueden expresar. Y aquel que penetra los secretos más íntimos, conoce los anhelos del Espíritu cuando ruega por los santos según la manera de Dios.  Romanos 8, 26

II. Santo Rosario. Rosario Meditado (Abierto a Oración de  Petición y de Intersección)

Mensajes de Nuestra Señora

 “¡Queridos hijos! Hoy los invito a comenzar a rezar el Rosario con una fe viva, así podré ayudarlos. Ustedes, queridos hijos, desean recibir gracias, pero no oran. Yo no puedo ayudarlos porque ustedes no se deciden a actuar. Queridos hijos, los invito a rezar el Rosario de tal manera, que se convierta para ustedes en un compromiso que estén dispuestos a cumplir con alegría. Así podrán comprender por que estoy desde hace tanto tiempo con ustedes. Yo deseo enseñarlos a orar. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado! Junio 12 de 1986

“¡Queridos hijos! ¡La Madre esta feliz esta noche al verlos en grupos tan numerosos. También esta noche, la Madre los llama  a la oración. Queridos hijos, la oración es necesaria para Mi para realizar muchos planes que deseo llevar a cabo. Especialmente esta noche, los invito a que recen los Misterios Gloriosos del Rosario frente al Crucifijo, cuando regresen a sus hogares. Recen estos misterios por mis intenciones” Junio 8 de 1990 

El Rosario, Oración contemplativa

El Rosario, precisamente a partir de la experiencia de Maria, es una oración marcadamente contemplativa. Sin esta dimensión, se desnaturalizaría, como subrayo Pablo VI: “Sin contemplación, el Rosario es un cuerpo sin alma y su rezo corre el peligro de convertirse en mecánica repetición de formulas y de contradecir la advertencia de Jesus: “Cuando oréis, no seáis charlatanes como los paganos, que creen ser escuchados en virtud de su locuacidad” (Mt. 6, 7). Por su naturaleza el rezo del Rosario exige un ritmo tranquilo y un reflexivo remanso, que favorezca en quien ora la meditación de los misterios de la vida del Señor, vistos a través del corazón de Aquella que estuvo mas cerca del Señor, y que desvelen su insondable riqueza”. (Rosarium Virginis Mariae)

III. Lectura del Mensaje del mes de nuestra Madre Maria

  1. Silencio. Música para que meditemos el mensaje.
  2. Cada Miembro puede compartir lo que representa para el/ella el mensaje. Lo que el mensaje le dijo y/ o como lo puede aplicar en su vida.
  3. Breve silencio para meditar sobre lo comentado.

Mensajes de Nuestra Señora

“¡Queridos hijos! Hoy los bendigo de una manera especial con mi bendición maternal e intercedo ante Dios por ustedes, para que El les conceda el regalo de la conversión del corazón. Desde hace años, yo los llamo y los exhorto a una vida espiritual profunda y a la simplicidad, pero ustedes son tan fríos. Por eso, queridos hijitos, tomen en serio los mensajes y vívanlos, para que su alma no se entristezca cuando yo no este ya mas con ustedes y cuando ya no los guié como a niños indecisos en sus primeros pasos. Por eso, queridos hijos, lean cada día los mensajes que Yo les he dado y transfórmelos en vida. Yo los amo y por eso los invito a todos al camino de la salvación con Dios. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!” (Diciembre 25 de 1989)

 “¡Queridos hijos! Ustedes son responsables de los mensajes. Aquí se encuentra la fuente de la gracia y ustedes, queridos hijos, son las vasijas a través de las cuales se transmite esa gracia. Por tanto, queridos hijos, los invito a cumplir este servicio con responsabilidad. Cada uno responderá en la medida de la propia capacidad. Los invito a distribuir con amor los dones entre los demás y a no conservarlos para ustedes mismos. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!” (Mayo 8 de 1986)  

IV. Lectura del Santo Evangelio. Breve Silencio para meditar.

  1. Comentario o reflexión comunitaria de la lectura previamente seleccionada.
  2. Cada Miembro puede compartir lo que representa para el/ella la lectura. Lo que la lectura le dijo y/ o como lo puede aplicar en su vida.
  3. Breve silencio para meditar sobre lo comentado.

Mensajes de Nuestra Señora

“¡Queridos hijos! Quiero que ustedes entiendan que Yo soy su Madre, que quiero ayudarlos y llamarlos  a la oración. Solo por medio de la oración ustedes pueden entender y aceptar mis mensajes y ponerlos en práctica en sus vidas. Lean la Sagrada Escritura, vívanla y oren para entender los signos de los tiempos. Estos son tiempos especiales. Por eso, Yo estoy con ustedes para  atraerlos a mi Corazón y al Corazón de mi Hijo Jesus. Queridos hijitos, Yo quiero que ustedes sean hijos de la luz y no de la oscuridad. Por tanto, vivan lo que les estoy diciendo.  ¡Gracias por haber respondido a mi llamado! Agosto 25  de 1993

“¡Queridos hijos!: Les revelo un secreto espiritual: si quieren estar mas fuertes contra el mal, háganse una conciencia activa. Para esto, oren mucho en la mañana y lean un texto del Evangelio. Graben la palabra divina en el corazón y vívanla durante la jornada, sobre todo en las pruebas y en la noche estarán mas fuertes.Marzo 8 de 1984

Del libro de la Imitación de Cristo

(Libro 3,3)

V. Una vez que el grupo se encamine se puede agregar:

a) Purificación del corazón: Perdón y Arrepentimiento
b) Oración con el corazón: Adoración /Alabanza / Gracias
c) Oración de Bendición y Despedida.

 
 
Imprimir esta pagina