Nuestra Madre Maria, Reina de la Paz
nos invita a orar en familia y en comunidad

“Los grupos de oración son necesarios en todas las parroquias" (11 de Abril de 1982)

Los grupos de oración son signos de esperanza para la Iglesia y para la sociedad de hoy.
Son un vehículo para propagar la Palabra de Dios y desarrollar el crecimiento espiritual de sus miembros.

¡Forma un grupo de Oración HOY
Los Grupos de Oración son como flores….

“Queridos hijos yo quisiera que cada uno de ustedes fuera como una flor” (Diciembre 21, de 1984)

Los grupos de oración son como flores. Cada flor tiene su propia belleza individual. Las flores pueden ser presentadas de diferentes maneras en un ramillete. Cada flor mantiene su propia belleza y junto a otras flores, el ramillete es de una belleza especial. Un ramillete de flores crea una armonía más agradable que si miráramos cada flor individualmente.

Los grupos de oración, como las flores, pueden ser grandes o pequeños. Pueden orar juntos 30 minutos o 3 horas. El tamaño y el tiempo dependen de las necesidades del grupo y del grado de espiritualidad y vida de oración de sus miembros. El lugar de reunión puede ser: en la iglesia, en el trabajo, en el hogar de alguien o en un lugar apropiado al aire libre.

¡Lo principal en un grupo de oración es orar con el corazón de Jesús y a María y crecer en la santidad personal y como comunidad!

"¡Oren” Entréguenme sus corazones” ( 9 de noviembre de 1983)

Formato sugerido para un grupo de Oración

"Oren y perseveren en la oración” (3 de diciembre de 1981)

Otras oraciones que pueden integrarse

Si el grupo se reúne en una iglesia o capilla, sería deseable concluír con la Santa Misa y Adoración al Santísimo Sacramento.

¡Prepara tu ramillete para Jesús y María!

"Oren con el corazón y entréguense a Jesús en la Oración” (11 de agosto de 1984)

Grupos de Oración comparten sus testimonios…

“Para organizar un grupo de oración, nos recomendaron que fuéramos los servidores de Nuestra Señora más dispuestos y que le permitiéramos a ella hacer el resto. Sólo nos quedó escoger la hora y el día y dejárselo saber a las personas. Y sobre todo: ¡orar, orar, orar!”.
bullet

“Al principio oramos para que asistieran las personas, luego oramos para que “disfrutaran” del grupo. En nuestra ansiedad, algunas veces olvidábamos que no estábamos organizando una fiesta o una reunión de negocios”.
bullet

“No pretendo pensar que nuestro grupo de oración nos haya hecho personas perfectas. Pero puedo decir que cuando elevamos nuestras voces en oraciones y cánticos, María hace maravillas en nosotros y, por un corto tiempo, somos, como grupo, personas santas. ¡Algún día, si Dios quiere, seremos individuos santos también!”.
bullet

Ellos son para mí una familia espiritual y son importantes para mi crecimiento espiritual. Le pido a María que nos ayude a crecer espiritualmente, que nos prepare para hacer la voluntad del Padre siempre”.

“Dedíquense a orar con un amor especial” ( 2 de octubre de 1986)

Reflexiones sobre los grupos de Oración (tomado de un escrito de Ivan Dragicevic, vidente de Medjugorje)

“Cada vez más confirmamos que los grupos de oración son un signo de Dios para nuestros tiempos. Es enorme la importancia de los grupos de oración par la Iglesia y para el mundo de hoy.

“Los grupos de oración nos enseñan lo mismo que la Iglesia nos pide: que debemos orar y unirnos en comunión por el mundo y por la Iglesia…

“Hoy, la moral está desapareciendo. No debe sorprendernos que la Santísima Madre enfatice con todo su Corazón y con gran insistencia: “Oren, oren, oren, mis queridos hijos.

“Quien pertenece a un grupo de oración, recibe una profunda experiencia de la gracia y el amor sanador de Dios”. Millie Subirá

Aprenda más sobre los Grupos de Oración con el libro:
El atardecer y la Necesidad de Grupos de Oración, por Joe Mc Namara, disponible en español:

“Sin oración, no hay paz” (6 de septiembre de 1984)

(Puede reproducir este folleto)

 
 
Imprimir esta pagina