© Children of Medjugorje 2010
Se autoriza la difusión de este texto bajo las siguientes condiciones:
1) No cambiar ninguna palabra
2) Citar la “fuente "Children of Medjugorje" al igual que
nuestra dirección web www.childrenofmedjugorje.com
y nuestra dirección e-mail pray@childrenofmedjugorje.com

 

(Se actualiza los días 15 de cada mes)

Children of Medjugorje Logo

 

15 de Setiembre de 2010,
Fiesta de Ntra. Sra. de Guadalupe

Queridos hijos de Medjugorje, ¡alabados sean Jesús y María!
 


1 -
El 2 de agosto de 2010 Mirjana recibió la aparición mensual de la Virgen en la Cruz Azul, rodeada de una gran cantidad de peregrinos, mayoritariamente italianos. Al finalizar la misma, Mirjana nos transmitió el siguiente mensaje:
Queridos hijos: estoy en medio de ustedes porque deseo ayudarlos a superar las pruebas que este tiempo de purificación pone delante de ustedes. Hijos míos, una de ellas es el no perdonar y el no pedir perdón. Cada pecado ofende el amor y os aleja de Él; ¡Mi Hijo es el amor! Por eso, hijos míos, si desean caminar conmigo hacia la paz del amor de Dios, deben aprender a perdonar y a pedir perdón. ¡Gracias!

2 – Dominik y el Festival de los jóvenes. Un acontecimiento sorprendente sucedió el 3 de agosto. Quise contactarme con los padres del muchacho para realizar una seria investigación antes de hablar sobre ello. He aquí lo que aconteció (versiones que circularon por Internet sobre el tema contienen errores).

Un joven eslovaquio de 16 años, Dominik Juros, perteneciente a una familia católica del pueblo de Iran, vino al Festival de Jóvenes con otros amigos de su misma edad. Los meses precedentes, Dominik había tenido un período de crisis interior, sobre todo en relación a la fe. No quería más ayudar en la misa y se negaba a orar con sus padres. Aunque estos jóvenes vinieron en peregrinación, a decir verdad no estaban interesados en el Festival, ¡ni en Dios en términos generales! Se comportaban más bien como si fueran turistas de vacaciones.

El 3 de agosto, la temperatura en Medjugorje fue extremadamente elevada. El grupo decidió ir a bañarse en las cascadas del Kravica con Janko, el guía, en lugar de participar del programa del Festival. Dominik resbaló y cayó al agua helada. Se hundió a 3 o 4 metros de profundidad, pero logró varias veces subir a la superficie. Nadie se dio cuenta de que estaba ahogándose, pensando que tan sólo jugaba. Diez minutos más tarde, Janko se inquietó porque ya no lo veía más emerger. Nadó hasta el lugar donde lo había visto y con la ayuda de algunas personas, logró sacar a Dominik del agua, pero su corazón se había detenido. Fueron necesarios 15 a 20 minutos de reanimación para volver a hacerlo latir, y durante el trayecto a Mostar, se detuvo nuevamente. Sus pulmones tampoco funcionaban. En el hospital Dominik fue colocado en estado de sueño artificial. Sus órganos vitales fueron conectados a máquinas.
Al día siguiente, sus padres llegaron a Mostar. Todos los jóvenes del Festival oraban ardientemente por él formando una bella cadena de amor que intercedía día y noche. ¡Hasta sus compañeros de viaje repentinamente presos del temor de Dios, comenzaron a rezar! Todos se confesaron y participaban de las misas con gran fervor.
A partir del 5 de agosto, rodeado por su familia y por mucha oración, Dominik empezó a manifestar signos de “presencia” inusitados. A pesar de estar inconsciente, a veces apretaba la mano de su madre o vertía alguna lágrima (su mamá lo había consagrado a la Santísima Virgen desde su concepción). Se despertó el 7 de agosto y sus órganos nuevamente comenzaron a funcionar. Su primera reacción fue la de llorar y suplicar el perdón de sus padres. Apretaba la mano de su madre y le pedía que rezara con él, que rezara mucho. Quería confesarse de sus pecados (se llamó a un sacerdote). Después fue trasladado a un hospital en Eslovaquia. Allí comenzó a caminar y a hablar sin problemas. Cuatro semanas más tarde, reanudaba sus estudios. Su médico eslovaco dijo que al día de la fecha su recuperación era sorprendente.
Dominik compartió ciertos aspectos interesantes de su experiencia. Por ejemplo, cuando fue rescatado inconsciente de su ahogo, “vio” a sus padres en Eslovaquia, que en aquel momento estaban sentados frente al televisor. ¡Sabía lo que hacían y adónde iban! El 8 de agosto, según las personas que estaban presentes y de acuerdo a sus propias palabras, Dominik fue invadido por una hiper sensibilidad acompañada de fuertes combates interiores. Tuvo en aquel momento percepciones inhabituales.
Cuando estaba entre la vida y la muerte, dijo que se sentía amenazado por demonios, “figuras sombrías” que estaban en el hospital, algunas cerca de la puerta y otras sembrando la turbación en su habitación, y que lo acusaban. Estas siluetas intentaban constantemente impedir las oraciones de su madre que estaba junto a su cama. En cierto momento el rostro de Dominik se iluminó al percibir la presencia de una persona llena de luz, de paz y de alegría, que él piensa fue la Virgen María. Entró una persona en su habitación con agua, y él supo que era agua bendita y pensó “¡Oh, agua bendita, esto me va a ayudar!” Dijo que podía captar las oraciones de sus allegados y que las percibía como positivas, muy efectivas, llenas de luz y de paz.
Vio el purgatorio y a dos jóvenes (de un pueblo vecino al suyo) que sufrían allí. Vio que habían quemado un automóvil con combustible y que habían sido muertos en un accidente. Vio ángeles, seres maravillosos todos vestidos de blanco con hermosísimos rostros. Dijo que vio a Jesús cara a cara, que Jesús tiene ojos de una belleza extraordinaria. Cuando su familia oraba la coronilla de la Divina Misericordia junto a su cama, preguntó: “¿Huelen ese perfume maravilloso? ¿Qué perfume?, le preguntó su madre. “¡La Sangre de Jesus! Tiene un aroma maravilloso!” respondió.

Debo pasar por alto muchos detalles… Dominik repetía frecuentemente que debemos amarnos los unos a los otros y perdonarnos mutuamente, que lo más importante en la vida es el amor. Con insistencia, pedía a los miembros de su familia que se tratasen entre sí con mucho más amor, hasta en los más mínimos detalles y que perdonaran siempre, que no tuvieran ningún enemigo. ¡Al mismo tiempo, lamentaba que el equipo médico le haya salvado la vida!

No he interrogado al equipo médico de Mostar. Lo cierto es que después de algunos minutos bajo el agua, el cerebro queda lesionado por falta de oxígeno. Sólo Dios sabe si el caso de Dominik fue un hecho milagroso o no medicinalmente hablando. ¡Poco importa! Lo que me parece maravilloso de este hecho ocurrido mientras 40.000 jóvenes del Festival oraban en Medjugorje, es que el Señor se haya valido de un adolescente en crisis para poner a todos sus amigos de rodillas (y a tantas otras personas allegadas), para hacerlos ir a confesarse (¡que buena falta les hacía!) y regresar a Dios. Es más, a este grupito de amigos del autobús de Dominik que ponían las cosas terrenales en primer lugar y que pensaban prescindir de Dios, esta experiencia los introdujo a otro mundo, con diferentes valores, y les hizo recordar el mandamiento primordial dado por Jesús: “Ámense unos a otros como yo los he amado”
Dominik ya no lo recuerda todo, pero el efecto de la gracia sigue siendo palpable en su vida: hoy en día es un joven que ora intensamente, que vive su fe con fervor uniéndose voluntariamente a su familia. Muestra una gran reverencia hacia la cruz de Jesús y la Virgen María. Todos los suyos dan gracias por lo que la Misericordia de Dios ha realizado en él. Hasta su abuelo, que era un empedernido opositor de Medjugorje, desea ahora ir allí en peregrinación. ¡Magnificat!

3 – ¿Perdonar? ¡Imposible! El mensaje del 2 de septiembre nos impactó a todos (ver
§ 1). ¿Pero cómo perdonar cuando mi pareja me golpea, me engaña, me traiciona y me hace la vida imposible? ¿Cómo perdonar al hombre que ha violado a mi hijo? ¿Al hermano que me ha robado la herencia? ¿A mis hijos que me han abandonado después de todo lo que hice por ellos? ¿Cómo perdonar a mi hermana que ha destruido mi reputación? ¿A ese seductor que ha empujado mi hija al suicidio?
¡Imposible! Sin embargo, Jesús nos enseña a decir en el Padrenuestro: “Perdona nuestras ofensas como nosotros perdonamos a los que nos ofenden”.
Felizmente, lo que es imposible para el hombre, es posible para Dios. Entonces, la única solución es decirle a Jesús: “¡Yo, no logro hacerlo, mi herida sangra demasiado!. ¡Pero tú, Jesús, que eres todo amor y misericordia, coloca tu propio perdón para esta persona en mi corazón, te lo ruego!” El simple hecho de pedirlo con total sinceridad a Jesús, ya es perdonar. Aún cuando todavía sintamos resabios de cólera, de odio o de violencia por nuestra humanidad herida, ¡el alma progresa de manera admirable porque Dios ve nuestra buena voluntad y realiza el resto!

”Hijos
míos, si desean caminar conmigo hacia la paz del amor de Dios, deben aprender a perdonar y a pedir perdón” No se nos habría dado este mensaje si nuestra Madre del Cielo – que nos perdonó que hayamos condenado a muerte a su Hijo – no tuviera toneladas de gracias de perdón para comunicarnos… ¡Acojámoslas! ¡Decidámonos hoy mismo a poner este mensaje en práctica!

Querida Gospa, el 15 de septiembre te celebramos como Nuestra Señora de los Dolores. ¡Tú nos conoces y compartes todos nuestros dolores! Vierte tu bálsamo de paz en nuestras heridas y enséñanos a perdonar!

Sor Emmanuel
(
Traducido del francés)


PS 1 – Las celebraciones de Medjugorje pueden verse en vivo y en directo sobre el link de la parroquia: http://www.medjugorje.hr/fr/multimedia/tv-web/

PS 2 Próximas misiones: ¡Después de un verano bien cargado de encuentros de oración con peregrinos en nuestro bosquecito, comenzamos el tiempo de misión! Primero en España, donde nos esperan en 6 grandes ciudades (14 al 23 de septiembre, informes juanpatau@ono.com ). En segundo lugar, el norte de Italia (8 al 11 de octubre informes: vannapg@gmail.com silviacaneparo@hotmail.it ). Después, Francia (19 al 21 de noviembre) en Burtin (Notan-le-Fuzelier – Sologne) informes bethanie.retraite@beatitudes.org www.beatitudes-nouan.org . Continuando por Bélgica (25 de noviembre) informes gclaes@scarlet.be y terminando con Cerdeña (27 y 28 de noviembre) informes: andreacampo@email.it . ¡Sus oraciones nos son indispensables!

PS 3 Para recibir este boletín por e-mail alrededor del 15 de cada mes pueden inscribirse en las siguientes direcciones:
castellano: http://groups.google.com.ar/group/nuestravirgendemedjugorje  para contacto directo: gisele_riverti@mensajerosdelareinadelapaz.org
francés: wmmedjugorje@childrenofmedjugorje.com
inglés y alemán: pray@childrenofmedjugorje.com
italiano: info@vocepiu.it
croata: rsilic@yahoo.com
portugués: medjugorjeport@yahoo.com
chino: delai.teresa@gmail.com
El sitio www.childrenofmedjugorje.com ofrece este boletín en otros idiomas.

Si estabas inscripto pero ya no recibes el boletín, vuelve a registrarte en las direcciones indicadas arriba porque probablemente tu dirección haya sido eliminada de nuestros listados por deficiencias técnicas o haya sido bloqueada por la protección anti SPAM.

Como la cantidad de mails rebotados por ser considerados SPAM aumentaba de día en día, se ha formado para los lectores hispanos un grupo de información Google, http://groups.google.com.ar/group/nuestravirgendemedjugorje. Esta es la mejor forma de asegurarse que el boletín llegará a destino sin ser rebotado. Igualmente para los usuarios de Hotmail existe la posibilidad de auto-inscribirse en http://nuestravirgendemed.multiply.com.
Seguimos teniendo problema de rebote en nuestros envíos por lo que se ha creado un nuevo grupo para los usuarios de Yahoo:
    Nombre del grupo: Nuestravirgendemedjugorje
    Página principal del Grupo: http://ar.groups.yahoo.com/group/Nuestravirgendemedjugorje

También existe otra alternativa para España: medjugorje_paz-subscribe@yahoogroups.com

Si alguien no desea seguir recibiendo este informe, gracias por enviar un mail a juay@fibertel.com.ar
Para acceder al Boletín del mes y a los Boletines anteriores: www.mensajerosdelareinadelapaz.org  ir luego a Children of Medjugorje: Reportes en español.

Contestadores telefónicos con el mensaje del día 25
España: (34) 91 345 54 041
Estados Unidos: (1) 305 362 7314 (en castellano y en inglés)


 


 

 

  

 
 
Imprimir esta pagina