© Children of Medjugorje 2010
Se autoriza la difusión de este texto bajo las siguientes condiciones:
1) No cambiar ninguna palabra
2) Citar la “fuente "Children of Medjugorje" al igual que
nuestra dirección web www.childrenofmedjugorje.com
y nuestra dirección e-mail pray@childrenofmedjugorje.com

 

(Se actualiza los días 15 de cada mes)

Children of Medjugorje Logo

 

15 de Mayo de 2010,
Fiesta de Ntra. Sra. de Guadalupe

Queridos hijos de Medjugorje, ¡alabados sean Jesús y María!

 

1 - El 2 de Mayo de 2010 Mirjana recibió su aparición mensual en la Cruz Azul. Después de la aparición, transmitió el siguiente mensaje:
“Queridos hijos, hoy el Buen Padre los invita a través de mí a que, llena el alma de amor, se propongan la búsqueda espiritual. Queridos hijos, llénense de gracia. Arrepiéntanse sinceramente por los pecados, anhelen el bien. Anhelen también por aquellos que no han conocido la perfección del bien. Así serán de mayor agrado a Dios. ¡Gracias!”
NB: Las palabras croatas “duhovni pohod” traducidas aquí por “búsqueda espiritual” pueden traducirse por “visitación espiritual”. Parece que la Gospa quisiera identificarnos con su Visitación, y ¡las numerosas visitaciones maternales que continúa realizando a sus “queridos hijos”! Al grupo de oración de Jelena Vasilj, la Gospa le dijo que si nos abandonamos completamente a ella, los demás reconocerán SU voz cuando hablemos. ¡Ahora bien la voz de María es portadora del Espíritu Santo! ¡El saludo de María es un Pentecostés! Esta invitación a emprender una “visitación espiritual” es algo muy grande, porque la Gospa cuenta con nosotros para irradiar el Espíritu Santo en aquellos con quienes nos relacionemos.

2 – ¡Tenemos el Magisterio! Una peregrina de Haití nos contó algo que constatamos en repetidas oportunidades y que merece ser explicado en este año sacerdotal. Fue a confesarse en una parroquia de París y durante la confesión, le dijo al sacerdote que oraba frecuentemente por las almas del Purgatorio. Y el sacerdote exclamó: “¡Déjelas en paz! ¡El Purgatorio no existe! ¡No pierda su tiempo en eso!” La señora, bastante consternada por aquella declaración, le dijo humildemente: “¡Sin embargo, padre, en la misa, los sacerdotes oran por estas almas!” A lo que él le respondió: “¡Esto forma parte del ritual!”

Esta señora nos expresó su desconcierto, porque desde pequeña, sus padres la habían acostumbrado a orar por la liberación de las almas del Purgatorio. Y ahora, en el curso de una confesión, todo se había hecho añicos para ella! ¿Había puesto su fe en quimeras, había orado en vano? ¿sus padres, que eran muy creyentes, la habían inducido en un error? Atormentada ante la duda, nos preguntó en qué debía creer.

La tranquilizamos diciéndole ante todo que sus padres le habían inculcado la verdadera fe de la Iglesia, y que la doctrina del Purgatorio formaba parte del Magisterio de la Iglesia. Ningún sacerdote puede negarla si es verdaderamente católico. Está claramente explicada en el Catecismo de la Iglesia Católica. Ahora bien, ¿qué podemos hacer cuando un sacerdote nos dice algo que contradice nuestra fe católica? Dos cosas:
- Primero respetar al sacerdote y hablarle sin animosidad. No juzgarlo, porque no sabemos qué ha aprendido en el seminario y si él mismo no ha sido víctima de una enseñanza incompleta o errónea. Orar por él.
- Hablarle claramente y pedirle que sólo transmita lo que la Iglesia dice sobre ese particular en lugar de emitir su opinión personal, sobre todo si ésta contradice o modifica la Doctrina de la Iglesia. En efecto, recurrimos al sacerdote para encontrar en él a un apóstol de Cristo y a un miembro de su Iglesia, y no para escuchar una opinión personal que podría variar de acuerdo al sacerdote consultado.
De esta manera no cometemos el pecado de juzgar al sacerdote y conservamos la paz, y tampoco caemos en el error de creer ciegamente lo que nos dice si él mismo está en crisis con respecto al Magisterio de la Iglesia.
Esto también es válido en lo que se refiere a la pastoral de los jóvenes y no tan jóvenes. Muchos novios nos han comentado que en confesión, el sacerdote les había dicho que la convivencia pre-matrimonial no era un impedimento para recibir la Eucaristía u otros sacramentos. ¡No es cierto! Esto es tan sólo la opinión personal de algún sacerdote, y difiere absolutamente con lo enseñado por la Iglesia. Nos causa un gran dolor ver a tantos jóvenes desorientados por tales consejos, cuando la castidad antes del casamiento es un poderoso aval para el éxito de su futuro matrimonio!
No es mi intención detenerme aquí en las dificultades encontradas por los fieles en su búsqueda sincera de la verdad, pero ante la creciente confusión en el ámbito espiritual, me permito recomendarles que tengan en sus hogares el Catecismo de la Iglesia Católica (una de las obras maestras de Juan Pablo II) y que lo lean detenidamente. De esta forma conocerán la verdadera fe de la Iglesia y su Magisterio, podrán adherirse a la enseñanza de los Apóstoles y estarán fortalecidos en casos de ingerencias peligrosas de quienes son ellos mismos víctimas del relativismo imperante. Un criterio de discernimiento que puede sernos de gran ayuda, es el de ver si buscamos ante todo agradar a Dios o a los hombres. La Palabra de Dios no se diluye, es Palabra de Vida.
Ayudaremos a nuestros sacerdotes pidiéndoles que nos  prediquen el Evangelio y el Magisterio sin añadiduras de ninguna especie. Agradezcamos a Dios por los sacerdotes que nos ha dado, sobre todo por los que nos transmiten la verdadera fe recibida de los Apóstoles y que hoy sufren con la Iglesia. ¡Sostengámoslos con nuestra fervorosa oración!

3 -
¡Una madre ejemplar! Muchas veces las madres son inspiradoras y ángeles protectores de los sacerdotes. Conozco un sacerdote libanés, el padre Labaki, cuya historia es muy singular: cuando celebró su primera misa, su madre le regaló la hostia más hermosa que se pueda imaginar. Había sido hecha delicadamente a mano, era de color dorado como los campos de trigo, y enorme. Él exclamó: “Mamá, ¿dónde encontraste una hostia tan grande?” Y la madre le explicó el origen de esta hostia. Cuando él era pequeño, le había confiado a su familia que sentía el llamado de Jesús y que quería ser sacerdote. Ella se había alegrado mucho y decidió sostener aquella vocación incipiente ofreciéndole a Dios pequeños y grandes sacrificios. Oraba a Dios para que su hijo fuera un santo sacerdote en su Iglesia. Para concretizar su ayuda maternal y espiritual, tomó un jarro y decidió ir poniendo en él un grano de trigo cada vez que ofreciera un sacrificio a Dios. “Poco antes que celebre su primera misa, se decía, haré moler estos granos de trigo y con la harina prepararé una gran forma que será su primera hostia”.

Y así lo hizo. Cuando el padre Labaki escuchó el relato de su madre, ¡quedó muy conmovido! ¡Aquella forma del Cuerpo de Cristo que iba a tener entre sus manos sacerdotales provenía de la ofrenda de su madre! ¡Y ella había conservado ese precioso secreto durante tantos años, sacrificándose en silencio por la vocación sacerdotal de su hijo!

El padre Labaki tiene 70 años y se ocupa de la formación de los sacerdotes. Sus libros son verdaderamente maravillosos.

¡Ojalá que su historia inspire a muchas mamás y suscite vocaciones de “madres espirituales”! ¡Se multiplicarán así los buenos sacerdotes en el mundo!

4 – Año sacerdotal: Este mes, hagamos el hermoso Acto de Consagración al Corazón Inmaculado de María que Benedicto XVI ha rezado en Fátima el 12 de mayo junto con los sacerdotes. Nosotros, los laicos, necesitamos tan sólo modificar algunas palabras para transformarlo en una oración de intercesión por ellos.

Madre Inmaculada, en este lugar de gracia, convocados por el amor de tu Hijo Jesús, Sumo y Eterno Sacerdote, nosotros, hijos en el Hijo y sacerdotes suyos, nos consagramos a tu Corazón materno, para cumplir fielmente la voluntad del Padre.

Somos conscientes de que, sin Jesús, no podemos hacer nada (cfr. Jn 15,5) y de que, sólo por Él, con Él y en Él, seremos instrumentos de salvación para el mundo.

Esposa del Espíritu Santo, alcánzanos el don inestimable de la transformación en Cristo. Por la misma potencia del Espíritu que, extendiendo su sombra sobre Ti, te hizo Madre del Salvador, ayúdanos para que Cristo, tu Hijo, nazca también en nosotros. Y, de este modo, la Iglesia pueda ser renovada por santos sacerdotes, transfigurados por la gracia de Aquel que hace nuevas todas las cosas.

Madre de Misericordia, ha sido tu Hijo Jesús quien nos ha llamado a ser como Él: luz del mundo y sal de la tierra (cfr. Mt 5,13-14). Ayúdanos, con tu poderosa intercesión, a no desmerecer esta ocasión sublime, a no ceder a nuestros egoísmos, ni a las lisonjas del mundo, ni a las tentaciones del Maligno…

(Sigue abajo. Ver también el sitio del Vaticano www.vatican.va y
http://www.vatican.va/holy_father/benedict_xvi/prayers/documents/hf_ben-xvi_20100512_affidamento-fatima_sp.html )


Querida Gospa, Madre de los sacerdotes, ¡gracias por tu mirada de bondad que nos sana,
educa y embellece! Ven en nuestras visitaciones, y que surja el Espíritu Santo
!

Sor Emmanuel +
(Traducido del francés)


Continuación del Acto de Consagración:
… Presérvanos con tu pureza, custódianos con tu humildad y rodéanos con tu amor maternal, que se refleja en tantas almas consagradas a ti y que son para nosotros auténticas madres espirituales.

Madre de la Iglesia, nosotros, sacerdotes, queremos ser pastores que no se apacientan a sí mismos, sino que se entregan a Dios por los hermanos, encontrando la felicidad en esto. Queremos cada día repetir humildemente no sólo de palabra sino con la vida, nuestro “aquí estoy”.

Guiados por ti, queremos ser Apóstoles de la Divina Misericordia, llenos de gozo por poder celebrar diariamente el Santo Sacrificio del Altar y ofrecer a todos los que nos lo pidan el sacramento de la Reconciliación.

Abogada y Mediadora de la gracia, tú que estás unida a la única mediación universal de Cristo, pide a Dios, para nosotros, un corazón completamente renovado, que ame a Dios con todas sus fuerzas y sirva a la humanidad como tú lo hiciste.

Repite al Señor esa eficaz palabra tuya:“no les queda vino” (Jn 2,3), para que el Padre y el Hijo derramen sobre nosotros, como una nueva efusión, el Espíritu Santo.

Lleno de admiración y de gratitud por tu presencia continua entre nosotros, en nombre de todos los sacerdotes, también yo quiero exclamar: “¿quién soy yo para que me visite la Madre de mi Señor? (Lc 1,43)

Madre nuestra desde siempre, no te canses de “visitarnos”, consolarnos, sostenernos. Ven en nuestra ayuda y líbranos de todos los peligros que nos acechan. Con este acto de ofrecimiento y consagración, queremos acogerte de un modo más profundo y radical, para siempre y totalmente, en nuestra existencia humana y sacerdotal.

Que tu presencia haga reverdecer el desierto de nuestras soledades y brillar el sol en nuestras tinieblas, haga que torne la calma después de la tempestad, para que todo hombre vea la salvación del Señor, que tiene el nombre y el rostro de Jesús, reflejado en nuestros corazones, unidos para siempre al tuyo. Así sea.



PS 1 Para recibir este boletín por e-mail alrededor del 15 de cada mes pueden inscribirse en las siguientes direcciones:
castellano: http://groups.google.com.ar/group/nuestravirgendemedjugorje  para contacto directo: gisele_riverti@mensajerosdelareinadelapaz.org
francés: wmmedjugorje@childrenofmedjugorje.com
inglés y alemán: pray@childrenofmedjugorje.com
italiano: info@vocepiu.it
croata: rsilic@yahoo.com
portugués: medjugorjeport@yahoo.com

chino: delai.teresa@gmail.com
El sitio www.childrenofmedjugorje.com ofrece este boletín en otros idiomas.

Si estabas inscripto pero ya no recibes el boletín, vuelve a registrarte en las direcciones indicadas arriba porque probablemente tu dirección haya sido eliminada de nuestros listados por deficiencias técnicas o haya sido bloqueada por la protección anti SPAM.

Como la cantidad de mails rebotados por ser considerados SPAM aumentaba de día en día, se ha formado para los lectores hispanos un grupo de información Google, http://groups.google.com.ar/group/nuestravirgendemedjugorje. Esta es la mejor forma de asegurarse que el boletín llegará a destino sin ser rebotado. Igualmente para los usuarios de Hotmail existe la posibilidad de auto-inscribirse en http://nuestravirgendemed.multiply.com.
Seguimos teniendo problema de rebote en nuestros envíos por lo que se ha creado un nuevo grupo para los usuarios de Yahoo:
    Nombre del grupo: Nuestravirgendemedjugorje
   
Página principal del Grupo: http://ar.groups.yahoo.com/group/Nuestravirgendemedjugorje

También existe otra alternativa para España: medjugorje_paz-subscribe@yahoogroups.com

Si alguien no desea seguir recibiendo este informe, gracias por enviar un mail a juay@fibertel.com.ar
Para acceder al Boletín del mes y a los Boletines anteriores: www.mensajerosdelareinadelapaz.org  ir luego a Children of Medjugorje: Reportes en español.

Contestadores telefónicos con el mensaje del día 25
España: (34) 91 345 54 041
Estados Unidos: (1) 305 362 7314 (en castellano y en inglés)

Nota: hemos cambiado el nombre de “Reporte” por el de “Boletín” por considerarlo más apropiado en nuestra lengua castellana.

 

  

 
 
Imprimir esta pagina